“Sabor agridulce” es lo que la XXIV Cumbre Hispano-Lusa ha dejado en los responsables institucionales de Zamora. La alcaldesa de la ciudad y el presidente de la Diputación Provincial coincidieron hoy en calificar con esas palabras el encuentro bilateral de mandatarios, que “generó grandes expectativas pero que, en principio, ha sido de cara y cruz”, según afirmó Rosa Valdeón durante la conferencia de prensa conjunta con Fernando Martínez para ofrecer su valoración sobre la cumbre.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.