El Complejo Asistencial de Salamanca ha realizado con éxito el primer trasplante de páncreas-riñón que se lleva a cabo en Castilla y León, lo que supone la puesta en marcha con todas las garantías de un nuevo programa regional de trasplante de órganos (se suma al riñón, corazón e hígado) y el cumplimiento de uno de los objetivos de legislatura en este ámbito.

El primer implante se ha llevado a cabo a un paciente diabético natural de Valladolid, que presentaba insuficiencia renal y cuya evolución es buena. De momento se encuentra en la UCI del citado centro salmantino, extubado y hemodinámicamente estable, a la espera de ser trasladado a planta.

La intervención quirúrgica y todo el proceso alrededor del trasplante duraron unas 24 horas y supusieron la movilización de unos cincuenta profesionales.

El trasplante de páncreas-riñón conlleva la extracción al mismo donante de ambos órganos, que se envían al Complejo Asistencial de Salamanca (de referencia regional). Cuando un donante de órganos puede serlo de páncreas, necesariamente debe ser un donante joven  sin antecedentes de padecer o haber padecido diabetes, y no tener además antecedentes en la familia de esta enfermedad.

La diabetes mellitus es una de las causas más importantes de morbilidad y discapacidad en la sociedad moderna, responsable de un porcentaje importante del gasto sanitario, con 190 millones de diabéticos en el mundo y 3,2 millones de muertes al año.

En España afecta a unos dos millones de personas, entre el 5 y el 6% de la población, consumiendo entre un 6,3 y el 7,4% del gasto sanitario español. La prevalencia de la diabetes en Castilla y León se establece entre el 3,85 y el 5,6% de la población, con una prevalencia de la diabetes tipo I de 10-12 casos por 100.000 habitantes, lo que equivaldría a unos 4.920 pacientes, con un aumento en su incidencia de 270 nuevos casos al año.

El trasplante de páncreas se ha consolidado como la mejor opción terapéutica en algunos diabéticos seleccionados, pudiendo revertir o deteniendo la progresión de las complicaciones de la enfermedad, mientras que el trasplante de páncreas-riñón se ha convertido en la mejor alternativa para el paciente con diabetes tipo I en diálisis que cumpla los criterios de inclusión.

Con el Complejo Asistencial de Salamanca son ya 13 los hospitales españoles que realizan trasplante de páncreas en sus diferentes combinaciones.

En materia de objetivos de legislatura de la Junta de Castilla y León relacionados con el trasplante de órganos, queda pendiente únicamente la aprobación del programa de trasplante renal de donante vivo, hecho que tendrá lugar a lo largo de este año 2009.

que se lleva a cabo en Castilla y León, lo que supone la puesta en marcha con todas las garantías de un nuevo programa regional de trasplante de órganos (se suma al riñón, corazón e hígado) y el cumplimiento de uno de los objetivos de legislatura en este ámbito.

El primer implante se ha llevado a cabo a un paciente diabético natural de Valladolid, que presentaba insuficiencia renal y cuya evolución es buena. De momento se encuentra en la UCI del citado centro salmantino, extubado y hemodinámicamente estable, a la espera de ser trasladado a planta.

La intervención quirúrgica y todo el proceso alrededor del trasplante duraron unas 24 horas y supusieron la movilización de unos cincuenta profesionales.

El trasplante de páncreas-riñón conlleva la extracción al mismo donante de ambos órganos, que se envían al Complejo Asistencial de Salamanca (de referencia regional). Cuando un donante de órganos puede serlo de páncreas, necesariamente debe ser un donante joven  sin antecedentes de padecer o haber padecido diabetes, y no tener además antecedentes en la familia de esta enfermedad.

La diabetes mellitus es una de las causas más importantes de morbilidad y discapacidad en la sociedad moderna, responsable de un porcentaje importante del gasto sanitario, con 190 millones de diabéticos en el mundo y 3,2 millones de muertes al año.

En España afecta a unos dos millones de personas, entre el 5 y el 6% de la población, consumiendo entre un 6,3 y el 7,4% del gasto sanitario español. La prevalencia de la diabetes en Castilla y León se establece entre el 3,85 y el 5,6% de la población, con una prevalencia de la diabetes tipo I de 10-12 casos por 100.000 habitantes, lo que equivaldría a unos 4.920 pacientes, con un aumento en su incidencia de 270 nuevos casos al año.

El trasplante de páncreas se ha consolidado como la mejor opción terapéutica en algunos diabéticos seleccionados, pudiendo revertir o deteniendo la progresión de las complicaciones de la enfermedad, mientras que el trasplante de páncreas-riñón se ha convertido en la mejor alternativa para el paciente con diabetes tipo I en diálisis que cumpla los criterios de inclusión.

Con el Complejo Asistencial de Salamanca son ya 13 los hospitales españoles que realizan trasplante de páncreas en sus diferentes combinaciones.

En materia de objetivos de legislatura de la Junta de Castilla y León relacionados con el trasplante de órganos, queda pendiente únicamente la aprobación del programa de trasplante renal de donante vivo, hecho que tendrá lugar a lo largo de este año 2009.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.