EUROPA PRESS
   La renta de los agricultores y ganaderos de la provincia de Zamora descendió a lo largo de este año entre un cuatro y un seis por ciento debido al reducido valor de los productos en el mercado, según el balance realizado hoy por la Unión de Pequeños Agricultores (UPA).   Especialmente “delicada” fue la situación de la mayor parte de los sectores ganaderos, “con precios muy bajos y altísimos costes de producción”, debido al “escandaloso” incremento de los precios de los piensos compuestos para alimentación animal.

   Esta situación ha agravado la realidad que atraviesa el sector productor y muy especialmente los agricultores y ganaderos profesionales. Según el sindicato, en la provincia de Zamora se ha producido a lo largo de 2008 el abandono de un profesional diario.

   UPA denunció “la especulación” del sector de los piensos, cuyas industrias “con total impunidad siguen aplicando precios escandalosos a los ganaderos”, a pesar de los descensos importantes en los cereales, y por lo tanto en la materia prima con los que lo elaboran.

CEREALISTAS.

  El sector cerealista un año más ha mantenido producciones por encima de una campaña normal. Aún así, la campaña tuvo unos precios “ruinosos”, con bajadas de más del 35  por ciento respecto a la campaña pasada, lo que unido a los altos costes de producción “ha propiciado una situación de gran incertidumbre que ha repercutido en la sementera, provocando un descenso de siembras de cereales”.

   En este sentido, el sindicato señaló que el coste de producción el coste de producción por hectárea en Castilla y León podría pasar de 427 euros en el 2008 a 566 euros en el 2009.

   Además, ha habido un fuerte descenso de la producción remolachera y el sector lácteo ha vuelto a la dura crisis acumulada durante años, con aumentos constantes de los costes de producción y la congelación histórica de los precios en origen. En Zamora ya son menos de 300.

   Asimismo, el sector del ovino, estratégico en Zamora, estuvo muy afectado por la subidas de los piensos y la bajada de la leche y corderos, “aunque estos han tenido a partir de agosto unos precios decentes y han aliviado la situación económica”.

   Por último, los sectores ganaderos de ovino-caprino y vacuno de carne estuvieron muy afectados por los ataques de lobos y buitres, incidencias muy graves que han ocurrido en todas las comarcas de Zamora, tanto al norte como al sur del Duero, siendo Sayago una de las zonas mas afectadas.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.