La primera nevada copiosa del otoño caída en Castilla y León obliga al uso de cadenas para poder circular por 12 puertos de montaña de las provincias de Ávila, Burgos y León, la provincia más afectada donde hoy 433 escolares de 20 centros no pudieron acudir a clase por la presencia de hielo o nieve en la calzada. Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), las precipitaciones en forma de nieve se mantendrán hasta el miércoles, sobre todo, en la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central e Ibérico donde se acumularán entre cuatro y 15 centímetros.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.