Medio centenar de personas se congregaron hoy en la iglesia de la localidad zamorana de Santa Marta de Tera para contemplar el fenómeno de la luz equinoccial, una de las curiosidades más llamativas del templo románico que atesora la imagen pétrea más antigua que se conoce de Santiago peregrino, acuñada en la moneda de cinco pesetas conmemorativa del año jubilar de 1993.

Dicho fenómeno se produce dos veces al año, coincidiendo con los equinoccios de primavera y otoño.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.