La consejería de Medio Ambiente ha presentado esta mañana al Consejo Asesor de Medio Ambiente el último informe sobre la calidad del aire en Castilla y León correspondiente al año 2007, cuyos datos concluyen que la calidad del aire que respiramos puede catalogarse como buena o muy buena, teniendo en cuenta los valores registrados y los límites legales establecidos.

El informe, que se publicará inmediatamente en la página web de la Junta de Castilla y León, recoge los datos registrados en las 69 estaciones de medida de la calidad del aire desplegadas por toda la Comunidad, tanto públicas como privadas, con un total de 241 equipos automáticos de medición que en conjunto componen la Red de Control de la Calidad del Aire.

Los principales contaminantes medidos por la Red de Control de la Calidad del Aire son: partículas, ozono, benceno, óxidos de nitrógeno, óxidos de azufre y monóxido de carbono.
El informe que se ha conocido esta mañana concluye que han sido dos los contaminantes que han superado los límites, el SO2 o dióxido de azufre y las partículas en suspensión, conocidas como PM10, aunque estas superaciones se ha localizado en emplazamientos muy concretos.

Las zonas afectadas por las superaciones de SO2 han sido La Robla y Compostilla, en la provincia de León, pero cuyas centrales térmicas pondrán en funcionamiento en breve novedosos sistemas de desulfuración para impedir que el dióxido de azufre salga a la atmósfera, en cumplimiento del plan de la minería del carbón y el plan de reducción de emisiones.

Las partículas en suspensión, PM10, ha sido el otro contaminante que ha presentado superaciones en las localidades de León, Burgos y Miranda de Ebro, en emplazamientos de gran intensidad de tráfico y sobre los que hay previsto que entren en funcionamiento Planes de Acción aprobados ya por los respectivos ayuntamientos en colaboración con la consejería de Medio Ambiente.

Los resultados del informe ponen también de manifiesto el descenso de este contaminante PM10 en la ciudad de Valladolid donde ya se ha aplicado el plan de actuación para reducir la contaminación.

Respecto de la contaminación por ozono, el informe revela la disminución de las superaciones en todo el territorio de Castilla y León y el hecho de que en 2007 no se haya producido ninguna superación del umbral de alerta, así como la aproximación al valor objetivo de protección a la salud fijado para el 2010.

El informe sobre la calidad del aire en 2007 refleja también el cumplimiento de todos los valores legales establecidos en el entorno de los espacios naturales  para la protección de los ecosistemas.

La Red de Control de Calidad del Aire  empezó a funcionar en torno a 1992, y está en un proceso de renovación de equipos. Así se han adquirido en los últimos años (2005-2007), 15 analizadores de partículas, 7 de ozono, 2 de  benceno-tolueno-xileno, 12 de óxidos de nitrógeno y 2 de monóxido de carbono y en 2008 está previsto un nuevo contrato de suministro para adquirir 10 cabinas, 8 analizadores de óxidos de nitrógeno, 4 de partículas PM10, 5 de partículas PM2,5, todo lo cual supone una inversión total de renovación de equipos en la red de 1.049.000€, a lo que hay que sumar el importe anual de mantenimiento de los equipos que supone unos 610.000€/año.

Para conseguir la máxima fiabilidad en los datos, la Red de Control  está sujeta a un mantenimiento regular, adecuado y preventivo, por lo que se realiza al menos, una visita semanal a cada una de las estaciones, dentro del proceso rutinario y, por descontado, en aquellas ocasiones en que se produce alguna incidencia en cualquiera de los analizadores de la Red o en los sistemas de comunicación. Estos han supuesto un total de aproximadamente 1.400 actuaciones sobre los equipos de forman parte de la Red.

El Consejo Asesor de Medio Ambiente, que ha conocido el informe esta mañana, está compuesto por representantes de las administraciones autonómica, central y local, de organizaciones ecologistas, de consumidores, representantes sindicales y de organizaciones agrarias, así como representantes de las cuatro universidades públicas de Castilla y León y expertos de la comunidad científica.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.