La Junta de Castilla y León ha convocado una prueba el próximo mes de mayo para la obtención del graduado en Educación Secundaria Obligatoria, a la que podrán optar jóvenes que en su día abandonaron los estudios con un máximo de 5 asignaturas pendientes en todo el ciclo de la ESO. Con esta medida se pretende facilitar la obtención del título básico requerido en el mundo laboral.

Otro de los requisitos que deberán cumplir los ex alumnos para poder presentarse a las pruebas es el tener 18 años o cumplirlos durante 2009 y no haber transcurrido más de 2 años desde el abandono de los estudios de ESO.

La realización de estos exámenes no impide la posibilidad de que los aspirantes se presenten a otras pruebas existentes en el sistema educativo de Castilla y León, caso de la Educación de Adultos.

La Consejería de Educación ha aprobado una normativa novedosa por la que se regula la convocatoria anual de pruebas para la obtención del título de graduado en ESO destinada a jóvenes que estén pendientes de superar un máximo de cinco materias en la citada etapa educativa. Las pruebas tendrán lugar a partir del 18 de mayo y la documentación a cumplimentar está a disposición de las direcciones provinciales de Educación. El plazo de presentación de las solicitudes será del 1 al 20 de abril.

Las pruebas se desarrollarán en un instituto de ESO de cada provincia de la Comunidad, para lo que se creará un tribunal que elaborará y evaluará las mismas. Los aspirantes al título sólo tendrán que examinarse de las materias pendientes.

Además de facilitar la consecución del graduado en ESO, esta convocatoria también pretende conseguir que algunos de esos jóvenes que dejaron los estudios vuelvan al sistema educativo, una vez superadas estas pruebas.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.