La Junta de Castilla y León pondrá en marcha en 2009 el proceso de evaluación y acreditación de competencias profesionales, proyecto que tiene como objetivo facilitar a los trabajadores que no disponen de titulación oficial la posibilidad de conseguirla a través de su experiencia laboral. En España el 60% de la población empleada no dispone de ningún documento oficial que acredite la competencia para desempeñar su trabajo habitual.

En Castilla y León más de 700.000 personas incluidas en el sector de la población activa no tienen cualificación académica oficial adquirida a través de la formación reglada. Todas ellas podrán beneficiarse del Real Decreto de Acreditación de Competencias Profesionales que será publicado próximamente en el Boletín Oficial del Estado, previo paso por el Consejo de Ministros.

El proceso de acreditación de competencias profesionales se pondrá en marcha a lo largo de 2009, tal y como se acordó días atrás en el último pleno del Consejo General de Formación Profesional celebrado en Madrid. Con ello se persigue que los trabajadores sin titulación puedan alcanzar en todo el territorio nacional la misma cualificación oficial.

Para participar en este proceso es necesario cumplir una serie de requisitos. En cuanto a la edad, se exigen 18 años para el acceso a las cualificaciones de nivel 1 y un mínimo de 20 años para las cualificaciones de los niveles 2 y 3. Para acreditar experiencia laboral es preciso demostrar 2 ó 3 años como empleado por cuenta ajena o como autónomo, en los últimos 10 años. Para acreditar la formación adquirida de carácter no formal, se exige justificar entre 200 y 300 horas de formación en los últimos 10 años, según los distintos niveles.

ORIENTACIÓN PERSONALIZADA

El proceso de acreditación de competencias profesionales comenzará en Castilla y León en las próximas semanas con un amplio servicio de información y orientación a los ciudadanos interesados, que dispondrán de unos cuestionarios de autoevaluación para que puedan conocer con mayor precisión su situación concreta y sus posibilidades de conseguir alguna titulación oficial. En este proceso de información y orientación participarán los ayuntamientos, las organizaciones sindicales y empresariales y otras entidades públicas y privadas.

Los candidatos que opten a su acreditación profesional contarán con el apoyo de un asesor, que les orientará a la hora de aportar documentación y demostrar sus competencias. La comisión encargada de evaluar a los trabajadores sin titulación estará compuesta por expertos profesionales y académicos.

Una vez superada la prueba de evaluación, el candidato recibirá un documento que acreditará su competencia profesional y que será válido a todos los efectos en cualquier lugar de España. También recibirá orientación sobre los planes de formación existentes para continuar con la mejora de su cualificación profesional.

La Unión Europea promueve la máxima formación laboral porque la mejora de la cualificación profesional beneficia a cada trabajador, a la empresa en la que desempeña su tarea laboral y a la sociedad en la que convive.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.