El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León inicia, junto a los responsables autonómicos sanitarios y de asuntos sociales de Canarias, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura y La Rioja, los trabajos del VI Congreso Nacional de Atención Socio-sanitaria, cuyas conclusiones se elevarán al Ministerio de Sanidad y Política Social de cara a la elaboración del ‘Libro blanco de la atención socio-sanitaria en España’.

El consejero de Sanidad en la mesa de atención Socio Sanitaria
El consejero de Sanidad en la mesa de atención Socio Sanitaria

El proyecto de Ley de Ordenación del Sistema de Salud de Castilla y León, que fue aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta el pasado 13 de marzo como paso previo a la tramitación ante las Cortes castellanas y leonesas de esta norma legislativa, determina que la atención socio-sanitaria comprende el conjunto de cuidados destinados a aquellos enfermos, generalmente crónicos que, por sus especiales características pueden beneficiarse de la actuación simultánea y sinérgica de los servicios sanitarios y sociales para aumentar su autonohmía, paliar sus limitaciones o sufrimientos y facilitar su reinserción social”.

Se incorpora, de esta forma, en el catálogo de prestaciones que establece en este proyecto legislativo la prestación socio-sanitaria, en la que se integran los recursos y cuidados sanitarios -que comprenden los de larga duración-, la atención sanitaria a la convalecencia y la rehabilitación de pacientes con déficits funcionales recuperables con los recursos y cuidados sociales, de manera que se garantice la continuidad de la atención, la coordinación centrada en las personas y la elección de recursos más adecuado para cada caso.

La atención socio-sanitaria, en el marco del Sistema Público de Salud comprenderá los cuidados sanitarios de larga duración, la atención sanitaria a la convalecencia y la rehabilitación de pacientes con déficits funcionales recuperables y la atención sanitaria a las personas con problemas de salud secundarios a su discapacidad.

Para ello, este proyecto de Ley establece, en su artículo 23, que el Servicio sanitario y el de Servicios Sociales coordinarán sus recursos a fin de dar continuidad y respuestas integradas a las necesidades socio-sanitarias de los castellanos y leoneses.

La nueva norma, que supone la culminación de uno de los compromisos del presidente Herrera para la presente Legislatura autonómica en política sanitaria, prevé que sea un Plan socio-sanitario, elaborado por las consejerías competentes de la Junta de Castilla y León, el que defina las líneas estratégicas de desarrollo y los objetivos a conseguir por la atención socio-sanitaria en la Comunidad y los recursos necesarios, tanto sociales como sanitarios.

La importancia dada a la atención socio-sanitaria en la nueva Ley de Ordenación del Sistema de Salud de Castilla y León queda suficientemente patente en el hecho de que la ordenación funcional de la atención pasa de las dos ámbitos actuales -atención primaria y atención especializada- a cinco grandes áreas funcionales de actuación sanitaria: atención primaria; atención especializada; salud pública; atención sanitaria urgente y emergencias sanitarias; y atención socio-sanitaria del Sistema Público de Salud.

La Junta ya está trabajando en el borrador del que será III Plan socio-sanitario de Castilla y León, directamente implicado en el desarrollo del III Plan de Salud de Castilla y León y cuyo objetivo básico es mejorar la salud y el bienestar de las personas con necesidades sanitarias y sociales simultáneas o sucesivas, mediante una respuesta coordinada e integrada de los Servicios de Salud y de los Servicios Sociales.

La adaptación que subyace en esta evolución asistencial y que será clave en el modelo socio-sanitario castellano y leonés puede plantearse en cuatro áreas:

  1. Impulsar la promoción de la salud y la prevención primaria y secundaria de las patologías crónicas.
  2. Reconocer el papel de la atención primaria como más próxima y contribuir a la humanización de la asistencia.
  3. Una atención basada en las decisiones compartidas entre el profesional y el ciudadano.
  4. Pasar del simple “curar” al “curar y cuidar”.

Para ello, la atención de este plan se centrará, por un lado, en las personas dependientes y con discapacidad -ya sea temporal o definitiva- y en los colectivos vulnerables en riesgo sanitario y social; y, por otro, en los profesionales socio-sanitarios, a través de una apuesta por su formación, por la coordinación y por la mejora de las herramientas para la gestión de los procesos para la atención socio-sanitaria.

La seis grandes líneas estratégicas en las que se trabaja para plasmar el Ley de Ordenación del Sistema de Salud de Castilla y León serán las siguiente: atención socio-sanitaria a las personas dependientes en el domicilio familiar; atención socio-sanitaria a las personas que están en centros residenciales; atención socio-sanitaria integrada a colectivos en situación de vulnerabilidad; coordinación socio-sanitaria; comunicación y sistemas de información; y, por último, formación de los profesionales y desarrollo de la investigación en el área socio-sanitaria. 

Conclusiones en el ‘libro blanco de la ateción socio-sanitaria’

El VI Congreso Nacional de Atención Socio-sanitaria, que se celebra en Zamora desde hoy, miércoles 26 de mayo y hasta el próximo viernes 28, se plantea como foro científico en el que profesionales directamente involucrados en la gestión socio-sanitaria estudian los retos, las necesidades y las perspectivas de futuro del sector.

Los consejeros de Sanidad y Asuntos Sociales de Canarias, Mercedes Roldós Caballero; de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata Cotanda; de Galicia, Pilar Farjas Abadía; de Extremadura, María Jesús Mejuto Carril; y de La Rioja, José Ignacio Nieto García, junto al responsable sanitario de la Junta de Castilla y León, el consejero Francisco Javier Álvarez Guisasola y moderados por el director de Diario Médico’, Javier Olave Lusarreta, son los encargados de iniciar los trabajos de este congreso, con una mesa de debate titulada Presente y futuro de la atención socio-sanitaria.

Las conclusiones que se obtengan en este VI Congreso Nacional de Atención Socio-sanitaria se incluirán en el ‘Libro blanco sobre atención socio-sanitaria’ que está preparando el Ministerio de Sanidad y que recogerá toda la información relevante disponible sobre este tipo de servicios en España.

El principal activo de este encuentro es el más de medio millar de profesionales que, procedentes tanto de España como de Portugal, participarán en las múltiples actividades que lo componen.

Los asistentes serán tanto médicos especialistas (de atención primaria, cuidados paliativos, medicina interna, geriatría y psiquiatría), como profesionales de enfermería, trabajadores sociales, fisioterapeutas, responsables políticos, gerentes asistenciales y representantes del sector universitario y empresarial.

Las actividades que componen el programa científico de este foro, organizado por la Consejería de Sanidad en colaboración con la Sociedad de Enfermería socio-sanitaria, se desglosan en las siguientes:

  • Diez mesas de trabajo de expertos.
  • Diez talleres.
  • Ocho simposios.
  • Presentación de 75 comunicaciones orales.
  • Presentación de 85 pósters.

En estas mesas, talleres y simposios se abordaran múltiples temas como:

  • Diferentes modelos de atención socio-sanitaria existentes.
  • Coordinación entre ambos sistemas en España.
  • Atención a los enfermos mentales, a los pacientes con demencia y deterioro congénito, a los dependientes y aquellas personas en situación terminal.
  • Mejores experiencias de gestión que se llevan a cabo en las distintas comunidades autónomas.
  • Manejo del dolor.
  • Cuidado de heridas.
  • Prevención de la dependencia.
  • Formación de cuidadores.
  • Últimas novedades en el tratamiento de algunas enfermedades crónicas como la EPOC, la hipertensión o la insuficiencia cardíaca.

Equipos de coordinación base

La atención socio-sanitaria que la Junta de Castilla y León ha incluido en el catálogo de prestaciones que propone el proyecto de Ley de Ordenación sanitaria del Sistema de Salud de Castilla y León se materializan en la figura de los equipos de coordinación de base (E.C.B.), que son los encargados de detectar y analizar los casos complejos que pueden requerir de sus servicios con el objetivo de resolver el problema o bien mejorar, lo máximo posible, la situación de partida del paciente en cuestión.

En Castilla y León, existen 187 de estos equipos, en los que trabajan cerca de un millar de profesionales y que están repartidos del siguiente modo entre las nueve provincias de la Comunidad:

Equipos de coordinación de base en Castilla y León
Ávila Burgos León Palencia Salamanca Segovia Soria Valladolid Zamora
9 30 31 19 20 16 14 26 22

En el año 2009, los E.C.B. atendieron a un total de 932 personas en la Comunidad, lo que supone un crecimiento del 22,7% respecto a la actividad registrada el año anterior.

Como ya se ha mencionado, una de las principales metas de estos equipos de coordinación de base es afianzar cada vez más la unión y el trabajo en común de los agentes sociales y de los sanitarios, para lo que es fundamental facilitar el intercambio de información y de conocimientos entre ambos servicios.

Con este fin se organizan encuentros periódicos para la búsqueda de soluciones conjuntas a los problemas concretos atendidos por los profesionales de los E.C.B., de los que, sólo en 2009, se celebraron 683 reuniones.

Esta labor coordinada y estructurada se refleja en la creación de programas y protocolos de actuación en los que recogen las conclusiones de estos encuentros y de las experiencias obtenidas del trabajo diario, siendo algunos de los documentos puestos a disposición de los profesionales los siguientes:

  • La ‘Guía de gestión compartida de casos’.
  • El ‘Proceso integrado de atención socio-sanitaria a personas con trastornos mentales’, que ha sido utilizado para atender a más de 500 personas con enfermedad mental crónica en la provincia de Zamora y que acaba de recibir el sello de calidad de AENOR, habiéndose iniciado ya la extensión de este programa piloto a otras zonas de la Comunidad.

Finalmente indicar que, para mantener la calidad de estos servicios asistenciales, la Junta de Castilla y León apuesta también por la formación de los profesionales, ya que son personas que tratan con pacientes especialmente vulnerables y su preparación es un aspecto clave para el alcance de la excelencia en la atención.

En 2009 se organizaron cinco jornadas formativas en las que participaron más de 400 profesionales de los Sistemas sanitario y social de la Comunidad.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.