Las intervenciones de la Consejería de Interior y Justicia se han centrado en aumentar el acceso a la educación, garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos, eliminar las desigualdades de género en el empleo o redoblar los esfuerzos para luchar contra la violencia de la que son víctimas niñas y mujeres.

La Junta de Castilla y León ha impulsado 29 proyectos de género para la cooperación al desarrollo que, desde el año 2007, han beneficiado a casi 700.000 mujeres de 17 países en Iberoamérica, África y Asia. Los proyectos dirigidos a la mujer son prioritarios para el Gobierno regional, como recoge el propio Plan Director de Castilla y León de Cooperación al Desarrollo (2009-2012) y la Ley de Cooperación de 2006.

Las intervenciones de la Consejería de Interior y Justicia dirigidas a la mujer en cooperación al desarrollo se han centrado principalmente en aumentar el acceso a la educación, garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos, eliminar las desigualdades de género en el empleo o redoblar los esfuerzos para luchar contra la violencia de la que son víctimas niñas y mujeres.

De los 29 proyectos, un total de 19 se han materializado en Iberoamérica con actuaciones en 12 países (Colombia, Panamá, República Dominicana, Perú, Guatemala, El Salvador, Paraguay, Ecuador, Honduras, Brasil, Bolivia y México). En África se cerraron otros seis proyectos en cuatro países (Mozambique, Tanzania, Sudáfrica y Congo). Por último, en Asia se han desarrollado cuatro intervenciones, todas en India.

Para el acceso de las niñas a la educación secundaria y primaria se ha construido, por ejemplo, un internado femenino en el ámbito rural en Mozambique, se ha apoyado el acceso de mujeres jóvenes a la educación secundaria y mejora de sus condiciones de estudio en Dar Es Salaam (Tanzania) y se ha mejorado el acceso, la calidad y la cobertura de necesidades básicas de aprendizaje de la población desplazada y vulnerable de Cartagena de Indias (Colombia). Además, se ha construido una residencia e internado para alumnas indígenas y mujeres en situación de extrema pobreza en Panamá, se ha impulsado una escuela de mujeres en Chiapas (México) o construido dos casas para profesoras en el distrito de Moamba (Mozambique).

Con el objetivo de garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos, la Junta de Castilla y León ha fortalecido la organización comunitaria para favorecer a la población infantil y a las mujeres en el municipio de Cuisnahuat (El Salvador), se ha promovido un programa de atención de la salud materna e infantil en poblaciones pobres de las zonas rurales y urbano-marginales de Piura (Perú) y se ha promocionado la igualdad de género y la prevención del VIH a través de la actividad física y el deporte mediante un programa interdisciplinar en Sudáfrica. También se ha mejorado la calidad de atención urgente a la mujer y al niño en el nivel hospitalario de los departamentos de Intibucá y Lempira (Honduras) o se han promovido actuaciones similares en Tanzania, Colombia o India, país donde se han organizado campañas de vacunaciones y revisiones médicas para la prevención de enfermedades infecciones (VIH y otras), y mejora de las condiciones de vida de mujeres y niños.

Por otra parte, para eliminar las desigualdades de género en el empleo se han fortalecido las capacidades económico-productivas y organizativas de las mujeres de las barriadas marginales del barrio de Andheri (India) y se ha contribuido a elevar la participación económica y social de las mujeres en sectores urbanos marginales y suburbanos en cinco municipios de la provincia de Santo Domingo (República Dominicana). Por otro lado, se ha mejorado la capacitación y calidad del trabajo de mujeres indígenas como microempresarias de turismo comunitario en el Altiplano occidental de Guatemala, se ha proporcionado formación ocupacional a mujeres en riesgo de exclusión social de Pachacútec (Perú) o fortalecido la economía rural propiciando la participación de mujeres jóvenes y adultas tanto en la comunidad Jardín Santa Julia (Brasil) como en tres municipios de Chalatenango (El Salvador).

Asimismo, la Junta de Castilla y León ha impulsado otros proyectos de cooperación al desarrollo que han incidido en todas estas áreas como, por ejemplo, la mejora de las condiciones psicosociales, educativas, sanitarias y socioeconómicas de las mujeres, niños y niñas víctimas de la guerra y violencia sexual de la ciudad de Kalemie (Congo).

Al margen de estos 29 proyectos impulsados en 17 países de tres continentes diferentes, la perspectiva de género está presente en todos los proyectos de cooperación financiados por la Junta de Castilla y León dada su incorporación como prioridad trasversal. En este sentido, dentro de la programación ejecutiva de cada año se da prioridad a la igualdad de género y a la lucha contra la pobreza, como se incluye en las convocatorias anuales de subvenciones a proyectos de cooperación al desarrollo y microacciones en el exterior, así como en los proyectos y acciones de sensibilización y educación para el desarrollo.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.