Durante 2009,  la Junta de Castilla y León ha destinado cerca de 1 millón de euros a actuaciones tendentes a la mejora en la compatibilidad de la especie y las actividades ganaderas, como por ejemplo ayudas para la instalación de vallados protectores (127 beneficiarios con 678.000 euros) y reparto de 12 mastines a ganaderos.

Respecto al pago de indemnizaciones por ataques de lobo a ganado, en 2009 se destinó a este fin 272.201 €. En este sentido, se constató un incremento en el número de siniestros abonados hasta alcanzar los 703 con 2.151 reses afectadas, la mayoría de ovino.

Por otra parte, ante situaciones de graves daños, se abatieron 5 ejemplares en las poblaciones situadas al norte del río Duero y 8 al sur, actuaciones autorizadas por la Consejería de Medio Ambiente de acuerdo con la establecido en el artículo 16 de la Directiva Hábitats de la Unión Europea.

El informe refleja el mantenimiento global de las poblaciones de lobo en la Comunidad (150 manadas seguras), un ligero repunte de la población al Norte del río Duero y un cierto retroceso en cuanto a la productividad de las manadas reproductoras en Tierra de Campos.

En cuanto a las actuaciones relacionadas con la gestión de la especie se han realizado seguimientos de las manadas conocidas al norte del río Duero y de la población situada al sur. Además de los métodos habituales en este ejercicio, se ha incorporado la técnica del fototrampeo como elemento confirmador de la presencia de la especie o de su cría. También se ha empleado el radioseguimiento, en colaboración con la empresa Tragsega, para analizar el comportamiento de la especie en las zonas de limítrofes. Se ha estandarizado el seguimiento de la mortalidad no natural, tanto incidental como accidental, incorporándose alguna de sus consecuencias en los protocolos de actuación en caso de posible envenenamiento de fauna silvestre.

Dentro del apartado de fomento del conocimiento y aprovechamiento de la especie se presentaron las actuaciones en marcha, como por ejemplo el Centro del Lobo de Robledo (Zamora), elemento integrador de un proyecto de ordenación y fomento de las actuaciones de que en esta vía se va a desarrollar en la Sierra de la Culebra, con una inversión que supera los 3 millones de euros, así como las actividades promovidas por entidades locales como el Ayuntamiento de Caleruega (Burgos) para recuperar y restaurar las denominadas loberas (instalaciones de pastores para custodia del ganado frente al lobo).

Respecto a las actividades puestas en marcha en 2010, se mantienen las medidas para compatibilizar la gestión de la especie y la ganadería. También está previsto finalizar la tramitación de un convenio con Adif destinado a la ejecución de un estudio ligado a la línea de alta velocidad Palencia¿León, se desarrollará un seguimiento de la especie, con apoyo de técnicas de radioseguimiento y se continuarán las actuaciones destinadas a la puesta en valor de la especie.

De igual manera el Comité Técnico de Seguimiento informó sobre el cupo de extracción máximo para el período 2010-2011, que garantiza el mantenimiento del estado de conservación favorable de la especie, fijado en 139 ejemplares. En este cupo se incluye el número de ejemplares para aprovechamiento cinegético en las comarcas situadas al norte del río Duero y el número de ejemplares abatidos como consecuencia de controles por daños, tanto al norte como al sur del río Duero.

El Comité Técnico del Plan de Conservación y Gestión del Lobo en Castilla y León es un órgano de participación para el seguimiento en la ejecución y desarrollo de dicho plan, en el que participan los distintos sectores implicados (organizaciones profesionales agrarias, colectivos vinculados a la conservación de la especie, universidades, cazadores y administraciones).

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.