El gerente de sanidad, Francisco Montes, ha desmentido hoy que no hubiera intención de cerrar una planta del hospital comarcal de Benavente próximamente.

El anunciado cierre por las redes sociales y por diversos políticos benaventanos no se ha producido.

Existe un gran malestar y un serio “problema laboral y sindical” por la obligación de las enfermeras y auxiliares de desplazarse entre Benavente a Zamora

Alrededor de 500 personas se manifestaron el viernes por la tarde ante la puerta del hospital comarca de Benavente por el movimiento de enfermos hospitalizados en la primera planta a otras habitaciones de la tercera planta.
La movilización “espontánea” se organizo a través de las redes sociales, ante la alarma de el cierre inminente de una planta del hospital. Finalmente y como ha desmentido el gerente provincial de Sanidad, Francisco Montes, el cierre ni se iba a producir ni se ha producido.

El domingo por la mañana nuevamente volvieron a manifestarse a las puertas del hospital en torno a 200 personas, esta vez convocados por el alcalde socialista de Benavente, Luciano Huerga, quien se erigió en el adalid de esta protesta ciudadana.

La defensa contra la desactivación de camas, aunque estén desocupadas, en el hospital comarcal de Benavente va a continuar de manos del PSOE, IU y diversos sindicatos y organizaciones de carácter político que han convocado otra manifestación para el próximo domingo aprovechando la coyuntura del miedo ciudadano a perder servicios sanitarios en la comarca benaventana.

Ningún paciente se ha dejado de atender y tampoco se ha trasladado a un solo enfermo a Zamora

El gerente de Sanidad en la provincia, Francisco Montes Villameriel, ha comparecido públicamente para manifestar su desconcierto ante las protestas. Ha asegurado que no comprende el revuelo que se ha montado. Montes Villameriel ha asegurado hoy que ningún paciente se ha dejado de atender y tampoco se ha trasladado a ni un solo enfermo a Zamora. Todos los pacientes están hospitalizados en Benavente y la activación y desactivación de camas es algo habitual en este hospital y en todos los de la región. Se trata de optimizar recursos ha añadido.

El gerente de Sanidad rechaza que las protestas puedan producirse por un mal servicio o carencia de camas. El origen de las protestas debe buscarse en el descontento de algunos trabajadores del hospital que deben trasladarse a otros centros del complejo hospitalario provincial. Estos problemas laborales estarían en el origen de las protestas que han sido secundados por políticos y representantes de la sociedad benaventana que lo habrían trasladado a los ciudadanos a través las redes sociales. El temor a que se pudiera producir el cierre de una planta del hospital tan solo dos meses después de su reapertura hizo el resto.

La prioridad es garantizar un número de camas suficientes

El gerente provincial de Sanidad ha asegurado que no se va a cerrar ninguna planta del hospital en próximas fechas. Los cierres de plantas vienen realizando desde hace años en todos los hospitales en los meses de verano debido a la reducción de ingresos y así se hará aquí también. Por ello el gerente, Francisco Montes, ha informado que se cerraran cuando sea necesario, en función de la situación pero siempre garantizando un número de camas suficientes.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.