La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León concederá 901.518 euros a las personas hemofílicas que resultaron contagiadas y desarrollaron la enfermedad de la hepatitis C dentro del sistema público sanitario de la Comunidad, como consecuencia de haber recibido tratamiento con concentrados de factores de coagulación (una persona con hemofilia tiene un déficit de estos factores y necesita transfusiones para regular esa deficiencia).

La convocatoria del Gobierno regional, que beneficiará a un total de 75 personas (incluidas en un censo elaborado a nivel nacional), tiene como finalidad complementar las ayudas concedidas por el Estado, de manera que cada uno de los beneficiarios recibirá 12.020,24 euros en tres anualidades a partir de este año.

En el caso de que alguna de las personas incluidas en el citado censo haya fallecido, la Consejería de Sanidad ha decidido que pueden percibir la ayuda los hijos menores de edad o los mayores incapacitados; en su defecto el cónyuge no separado legalmente o la persona que hubiera convivido con el fallecido de forma permanente durante al menos los dos años anteriores al momento del óbito; o en su defecto los padres del fallecido.

Como se sabe, hasta 1990 los avances científicos no permitieron disponer de los medios técnicos adecuados para prevenir la transmisión del virus de la hepatitis C (VCH) a través de la transfusión de sangre y sus hemoderivados. En esas circunstancias, los hemofílicos pudieron estar expuestos al riesgo de contraer esa enfermedad como consecuencia de los tratamientos periódicos que debían recibir.

En la actualidad la situación ha cambiado radicalmente, porque la presencia de la hepatitis C en sangre se descubre con un simple análisis (desde 1990 empezó a aplicarse con carácter obligatorio el test de detección de anticuerpos del VCH en todas las unidades de sangre o plasma extraídas en los bancos de sangre), los tratamientos son totalmente seguros -sin riesgo de contagio- y además los hemoderivados ya no son la herramienta fundamental en la lucha contra la hemofilia.

Por provincias, los beneficiarios de las ayudas son 7 en Ávila, 8 en Burgos, 22 en León, 4 en Palencia, 10 en Salamanca, 3 en Segovia, 6 en Soria y 15 en Valladolid.

La hemofilia es una enfermedad hereditaria relacionada con la coagulación de la sangre, hecho que depende de la interacción de varias sustancias que se denominan factores de la coagulación, y si uno de estos factores no se encuentra presente en cantidades suficientes puede aparecer una hemorragia prolongada. La hemofilia se trata reemplazando el factor de la coagulación deficitario por medio de un producto preparado a partir del plasma de los donantes de sangre o sintetizado mediante ingeniería genética (ADN).

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.