La Junta de Castilla y León descarta que se hayan producido movimientos pecuarios en las zonas afectadas por la mortandad de ciervos en la provincia de Zamora, tal y como se había insinuado días atrás por parte de algunos colectivos.

   El delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro, aseguró que, aunque podrían haberse producido, “no ha sido el caso y desde hace años no se introducen ejemplares porque no tiene sentido, ya que Zamora cuenta con los mejores ciervos de España”.

   “No tiene ninguna lógica traer ejemplares de fuera porque no se puede mejorar la raza que tenemos en la provincia”, explicó Castro, quien descartó así que la bacteria de la pasterella haya llegado a la provincia por esta causa.

   El delegado realizó estas declaraciones tras una nueva reunión de la Junta Consultiva de la Reserva en la que se confirmó que el número de ungulados muertos en Zamora ha llegado ya a los 132 ejemplares, afectando a 22 municipios de la provincia.

   Castro recordó que uno de los objetivos que tienen con este tipo de reuniones es dar a conocer toda la información posible a los presidentes de los cotos y sindicatos agrarios para esclarecer todo tipo de dudas y escuchar sus peticiones.

   En este sentido, desde la Administración regional se volvió a hacer un llamamiento a la tranquilidad e indicaron que se va a trasladar toda la información a la población y, sobre todo, a los 22 municipios afectados.

   Asimismo, y a pesar de que ya se ha dado con la causa de la mortandad de ciervos, Castro reconoció que mantienen el nivel de vigilancia y alerta, aunque aseguró que “el gran ‘boom’ ya ha desaparecido y ahora tenemos que actuar con rapidez

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.