La Junta solicita a las Cortes la celebración del Debate de Política General para buscar nuevas alternativas a la situación económica
La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de la Presidencia, ha remitido una comunicación a las Cortes por la que se solicita la celebración del Debate de Política General, Será la sexta ocasión en la que el presidente de la Junta comparezca ante el Parlamento en este formato, que se celebra anualmente desde que Herrera accediera a la máxima responsabilidad del Gobierno autonómico y que se reguló a través de la reforma del Reglamento de las Cortes de mayo de 2005.

En la comunicación dirigida al Legislativo castellano y leonés, se recuerda el “contexto de crisis económica” que genera dificultades para las familias, las empresas y, en general, para todos los habitantes de la Comunidad. Por este motivo, se considera “oportuno” celebrar un nuevo debate en el que se analicen las distintas políticas llevadas a cabo por la Junta de Castilla y León “para mejorar la situación y las condiciones de vida de los castellanos y leoneses” y en el que se puedan poner en común “aquellas alternativas que contribuyan a afrontar mejor los retos de futuro” que la Comunidad tiene planteados en este momento.

Con este mismo espíritu, el pasado 12 de marzo, el presidente Herrera compareció, a petición propia, ante el Pleno de las Cortes para analizar, de manera específica monográfica en la actual situación económica así como las 27 medidas puestas en marcha por la Junta para hacer frente a la crisis tanto en la batería de actuaciones autorizadas el 8 de mayo de 2008 como en los acuerdos del 8 de enero de 2009 que aprobó el Consejo de Gobierno para agilizar la inversión pública y la concesión de subvenciones a empresas y particulares.

La Junta de Castilla y León considera que es un “síntoma de buena salud democrática” que las Cortes de Castilla y León, como máximo órgano representativo del pueblo en la Comunidad, tengan el “verdadero protagonismo” del debate político, tal y como se reconoce en el artículo 24.2 del renovado Estatuto de Autonomía de Castilla y León.  Ésta es la razón de que el Ejecutivo solicite cada año la celebración de debates de política general con el fin de “someter a examen”, en sede parlamentaria, nuestra situación política, económica y social.

SEXTO DEBATE PARA HERRERA

Este será el sexto Debate de Política General al que acude el presidente Herrera y el cuarto desde que la reforma del Reglamento de las Cortes incluyese la obligación de celebrar esta sesión “dentro del segundo período ordinario de sesiones”, tal y como se recoge en el artículo 149 con la excepción de los años en que se celebren elecciones autonómicas, sesión de investidura, moción de censura o cuestión de confianza.

El primero tuvo lugar en junio de 2002, un año después de acceder a la Presidencia de la Junta. Ya en ese momento, Herrera fijó alguna de las prioridades de su acción de gobierno como la atención para la integración social y laboral de los inmigrantes. Dos años después, en 2004, planteó la reforma estatutaria e incluyó una relación de asuntos que debían incluirse en el nuevo texto que, finalmente, fue aprobado por el Senado a finales del año 2007.

El debate celebrado en junio de 2005 recuperó algunos asuntos vinculados con el proceso estatutario como la creación de una comisión bilateral para negociar el traspaso del Duero, un organismo que fue constituido hace casi un año. En la sesión del año 2006 una de las referencias más destacadas en la intervención del presidente Herrera fue el recorte de fondos europeos al salir Castilla y León, por méritos propios, de las regiones Objetivo 1 de la Unión. De nuevo se incluyeron alusiones a la reforma del Estatuto y, en concreto, a la asunción de la gestión de la cuenca hidrológica del río Duero por parte de la Junta. El 26 de junio de 2008 las Cortes acogieron el último Debate de Política General celebrado hasta la fecha. En aquella sesión, Herrera ya puso el acento en la necesidad de actuar de manera coordinada para hacer frente a la crisis económica y recordó la necesidad de agilizar el Plan de Convergencia Interior que este año ya ha destinado 125 millones de euros para actuaciones de fomento del empleo con especial atención a las zonas rurales de la Comunidad.

DESARROLLO DEL DEBATE

La sesión comenzará con la intervención del presidente de la Junta, sin limitación de tiempo. A continuación, la Presidencia de la Cámara autonómica suspenderá el pleno por un tiempo no superior a 24 horas. Transcurrido el plazo fijado, se reanudará el Debate con la intervención de los grupos parlamentarios de acuerdo al reparto de tiempos que se haya acordado previamente en la Junta de Portavoces. El Reglamento de las Cortes fija que el presidente de la Junta podrá hacer uso de la palabra tantas veces como lo solicite y podrá contestar a los grupos de forma aislada, conjunta o agrupada por materias, y de nuevo sin limitación de tiempo. Habrá derecho a réplica y el presidente contará con un último turno que tampoco estará marcado por un límite temporal.

Terminado el debate, se suspenderá la sesión y se abrirá un plazo mínimo de 30 minutos durante el que los grupos políticos podrán presentar a la Mesa un máximo de 30 propuestas de resolución cada uno, que serán calificadas y admitidas a trámite. Estas propuestas podrán ser defendidas ante el Pleno de acuerdo a la distribución de tiempos que fije la Presidencia de las Cortes.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.