La Junta de Castilla y León ha puesto en marcha una serie de nuevas medidas que mejoran las prestaciones contempladas en la Ley de Dependencia, dirigida a las personas dependientes y sus familias. Además, el Gobierno regional ha reducido los procedimientos previstos en la misma, agilizando así los trámites necesarios para su aplicación efectiva.

La Junta está trabajando en una norma que garantiza las prestaciones que recibirá una persona dependiente, cubriendo lagunas y situaciones no  previstas por la Ley estatal. La Ley establece que, a la cantidad económica de una prestación que pudiera corresponderle a una persona, se le deduzcan las denominadas cuantías por prestaciones de análoga naturaleza, es decir, otras ayudas que la persona pudiera estar percibiendo. De esta manera, tras efectuar las deducciones previstas en la Ley, hay personas que no les correspondería cuantía alguna por dependencia o que incluso ésta pudiera ser negativa. Sin embargo, en la norma que se aprobará en breve, la Junta de Castilla y León, garantiza que las personas dependientes recibirán, al menos, una cuantía mínima en función de su grado y nivel de dependencia, aún en el caso de que sean beneficiarias de alguna otra prestación de análoga naturaleza y una vez deducida ésta.

Otra de las garantías que tendrán los ciudadanos de Castilla y León, que tampoco aparece recogida en la Ley estatal, es el derecho al reconocimiento de la situación de dependencia y a las prestaciones que se deriven del mismo para las personas fallecidas que lo hubiesen solicitado.

Dado los problemas de salud de algunas personas en situación de gran dependencia, se pueden producir fallecimientos durante el plazo legalmente previsto para la tramitación de las solicitudes y antes de que la persona haya recibido las prestaciones a que tuviera derecho. Por ello la Junta de Castilla y León ha regulado el modo en que se garantiza el derecho que asiste a los herederos en estos casos.

De esta manera, la Junta de Castilla y León muestra una vez más su apoyo a las personas en situación de dependencia y sus familias, toda vez que la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia no menciona esta posibilidad, y el Consejo Territorial tampoco lo ha abordado. Por esto, la mayor parte de las Comunidades Autónomas no han desarrollado este procedimiento.

La Junta de Castilla y León aplicará esta regulación a aquellos expedientes de personas valoradas en los que se haya producido su fallecimiento con anterioridad al reconocimiento de la prestación, y cuando los representantes del fallecido hayan acreditado esa situación mediante el correspondiente certificado de defunción y deseen continuar con el procedimiento iniciado.

REDUCCIÓN DE PLAZOS Y AGILIZACIÓN DE PROCEDIMIENTOS

En los últimos meses, la Junta de Castilla y León ha reducido los periodos de tiempo para el reconocimiento de las prestaciones por dependencia, y lo ha hecho mediante medidas como la modificación del modelo de solicitud, que permite al solicitante presentar en una sola vez toda la documentación e información necesarias, incluida la de carácter económico. Además, en la propia solicitud inicial, el ciudadano podrá elegir, si así lo desea, la prestación que prefiere.

Por otra parte, la Ley prevé dos momentos en el proceso de reconocimiento de la situación de dependencia. Uno, en el cual se valora el nivel de dependencia y otro en el que se elabora el Programa Individual de Atención y se le conceden las prestaciones concretas. Sin embargo, la Junta de Castilla y León ha sido la primera Comunidad Autónoma que ha reducido este complejo y largo proceso a uno solo, de tal manera que el ciudadano con derecho a prestaciones a partir de ahora recibirá  una única resolución el grado y nivel de dependencia y la prestación a que tiene derecho. Todo esto permite una importante reducción del tiempo de tramitación.

Además, con motivo de la entrada en vigor el 1 de enero del reconocimiento de derecho a prestaciones para las personas dependientes de Grado II Nivel 1, la Administración Autonómica se ha puesto ya en contacto con todas aquellas personas que tenían este nivel reconocido con anterioridad a dicha fecha, con el fin de iniciar el procedimiento para el reconocimiento de las prestaciones correspondientes.

EL NÚMERO DE PERSONAS CON DERECHO A PRESTACIÓN SUPERA LAS 29.000 Y CASI 17.000 YA LA ESTÁN PERCIBIENDO

Según los datos de la Gerencia de Servicios Sociales, de 30 de enero de 2009, el número de personas con reconocimiento del derecho a prestación supera las 29.000 y son cerca de 17.000 las personas que están recibiendo prestaciones. El resto, 13.030 están eligiendo la prestación más adecuada o aportando información necesaria para el procedimiento.

Continuando con la transparencia en la información, la Junta de Castilla y León publicará  mensualmente en su página web los datos de dependencia para que puedan acceder a ellos quienes lo deseen. Dichos datos los encontrarán en www.jcyl.es.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.