Los técnicos del laboratorio de Sanidad Animal de la Junta de Castilla y León encargados de analizar los peces muertos en el embalse de Valparaíso, en la reserva de la Sierra de la Culebra, a mediados de febrero, y las aguas del pantano, han señalado que “todo parece apuntar a que el ph y la turbidez del agua pudieron ser la causa de dicha mortandad aunque los análisis no son concluyentes”. 

Los análisis realizados tanto a peces muertos como a las aguas del embalse de Valparaíso en el laboratorio regional de Sanidad Animal de Soria, no son concluyentes aunque todo parece apuntar a que “el pH y la turbidez del agua pudieron ser la causa de dicha mortandad”.

El laboratorio de Sanidad Animal que tiene la Junta de Castilla y León en Soria remitió al servicio territorial de Medio Ambiente el informe sobre los análisis efectuados tanto de las muestras de peces muertos como de las aguas recogidas el pasado 15 de febrero en el embalse de Valparaíso, descartando la muerte por virus o bacterias de los animales.

La investigación se centró por tanto en las características físico-químicas del agua. Se determinó que había un pH muy ácido en los cuatro puntos de análisis de agua. El pH bajo es causa de muerte de peces ya que produce, entre otras cosas, irritación en branquias y disminución de la capacidad de respiración branquial.

Sin embargo, según las mismas fuentes, el informe estableció que “no existe relación entre los valores de pH muestreados y el patrón de mortandad de peces, ya que los bajos valores se dan a lo largo de todo el curso del río Valdaya y en el agua embalsada y los peces muertos aparecen en lugares concretos”.

Por otra parte, se apreció que la muestra de agua contenía una sustancia en suspensión que producía una elevada turbidez que también guarda relación con el patrón de mortandad seguido, “de hecho se ha comprobado la existencia de peces con las branquias obstruidas, si bien esta comprobación no se ha realizado en todos los peces muertos”.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.