El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto que regula el desarrollo del Programa de Actuación de las Comarcas Mineras hasta el 2012, que supone la aportación de fondos por importe de 72,5 millones de euros y permite cumplir con el compromiso de adicionalidad asumido por la Junta para complementar el Plan del Carbón si bien la aportación cuando concluya el período de vigencia del decreto habrá superado los 250 millones de euros.

Con los 72,5 millones de euros, el Gobierno autonómico aporta el 25% de la cuantía destinada a las cuencas mineras de Castilla y León, cantidad que obliga el decreto que regula esta materia. Hay que recordar que sólo durante 2008 la aportación de la Junta para las comarcas mineras de León y Palencia ha sido de 55 millones de euros y, tal y como ha confirmado el consejero de la Presidencia y portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo, la aportación global superará los 250 millones de euros al finalizar el período dentro de tres años. “Lo que aparece en el decreto es lo que estamos obligados por  la norma, pero la aportación final  siempre es mayor y lo que estimamos es que al término del período se superarán, sin ninguna dudan, los 250 millones de euros de aportación del Gobierno de Castilla y León para el desarrollo de las comarcas mineras”, ha explicado De Santiago-Juárez.

A través de la aprobación de este decreto, la consejería de Economía y Empleo pretende fomentar la reactivación económica de las cuencas mineras, favoreciendo la creación de nuevas empresas alternativas al sector minero a través de la dotación de suelo industrial y proporcionando la cualificación necesaria a los trabajadores para el desarrollo de  nuevas actividades industriales.

El objetivo principal de este Programa consiste en proporcionar apoyo a las empresas mineras para mejorar su competitividad y su adaptación a la nueva coyuntura de mercado, mejorar las infraestructuras, las telecomunicaciones y los  equipamientos, y fomentar el ahorro energético de Castilla y León a través de una paulatina implantación de  fuentes de energía renovables en sustitución y como complemento de las energías convencionales.

En este Programa se integran, además de los fondos previstos en el presente decreto, aquellos otros que con referencia específica a la minería, puedan articularse con cargo a fondos comunitarios y a los fondos procedentes de otras Administraciones gestionados por la Junta de Castilla y León a través de diferentes convenios. Podrán acogerse a las subvenciones previstas en este Programa las asociaciones, organizaciones, empresas privadas y entidades públicas o privadas reconocidas por la Administración de Castilla y León que lleven a cabo proyectos o actuaciones dirigidos a la promoción, desarrollo y reactivación económica de las comarcas mineras.

RESPETO AL MEDIO AMBIENTE Y AL DESARROLLO SOSTENIBLE

Además, dentro de la estrategia europea de garantizar el abastecimiento energético en los países de la Unión Europea, se están tomando medidas tendentes a la consecución de ese objetivo de garantía, que abogan por el respeto al medio ambiente y el desarrollo sostenible. Por ello, el Programa de Actuación de las Comarcas Mineras incluye políticas de contención del previsible aumento de la demanda energética, incentiva la cultura del respeto al medio ambiente y al desarrollo sostenible, así como las actividades de investigación geológicas y mineras con el fin de conocer los recursos de la Comunidad, su puesta en valor y su enfoque hacia nuevas actividades productivas.

El sector de la minería no energética está desarrollando una importante actividad económica en Castilla y León. Por ello, el Programa de Actuación de las Comarcas Mineras establece una clara diferencia entre la minería energética y no energética, debido a las necesidades específicas de cada grupo y a su capacidad para representar una alternativa o ser el complemento de otras actuaciones.

Respecto a la minería energética del carbón, cabe mencionar dentro del programa de actuaciones previstas, además de las comunes con la minería no energética, las reflejadas en el Plan Nacional de Reserva Estratégica de Carbón 2006-2012 y el nuevo modelo para el desarrollo integral y sostenible de las comarcas mineras, aprobados en marzo de 2006. También, en junio de ese mismo año la Junta de Castilla y León suscribió con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo un convenio marco de colaboración para la promoción del desarrollo económico alternativo de las zonas mineras del carbón.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.