La Guardia Civil de Zamora sorprendió a un cazador furtivo en el paraje La Majada, de Robledo (Zamora), con un rifle con mira telescópica, silenciador y cazando de noche, según informó hoy la Subdelegación del Gobierno.   La localización del infractor se produjo durante la noche del pasado día 26 durante un operativo especial de vigilancia contra el furtivismo en la reserva regional de caza de la Sierra de la Culebra. En él participaron agentes de la Guardia Civil de Puebla de Sanabria, Villardeciervos y Zamora, así como agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León.

   El cazador fue identificado como C.Ch., de 36 años y con domicilio en una localidad de Alicante. En el momento de su localización llevaba un rifle calibre 243 listo para su uso, con mira telescópica, bocacha apagallamasa, silenciador, munición y otra serie de útiles necesarios para el descabezado de las piezas abatidas.

   Fue imputado como presunto autor de un delito contra la flora y la fauna por ejercer el deporte de la caza en la reserva sin autorización y a una hora no hábil.

   Además, durante la mañana de ese mismo día, agentes del puesto de Puebla de Sanabria sorprendieron a otra persona cuando portaba sin precintar dos trofeos de ciervo en e interior del coto privado de caza de Palacios de Sanabria.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.