ZAMORA, 18 Mar. (EUROPA PRESS9   La Guardia Civil de Benavente localizó a un cazador furtivo que estaba apostado en el campo con un rifle con silenciador e intentaba atraer a las presas con gasolina y maíz, según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Zamora.

   La Benemérita tuvo conocimiento de que entre los términos municipales de San Esteban de Nogales (León) –  y Alcubilla de Nogales (Zamora) había personas que estaban realizando esperas nocturnas sin autorización, en una zona donde está prohibida la caza.

   Una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza recorrió el terreno y descubrió varios puestos preparados para realizar esperas nocturnas, en los que se había derramado gran cantidad de gasoil y maíz, sustancias dispuestas para atraer a los jabalíes y cebar a los animales.

   En el mismo lugar, se apreciaron restos de sangre y marcas de arrastre de otros animales abatidos anteriormente.

   La Guardia Civil estableció un dispositivo de vigilancia y a los pocos días localizó a un hombre que, después de ocultar su vehículo, ocupó uno de los puestos portando un rifle con silenciador adaptado.

   El cazador, una vez identificado, resultó ser un hombre de 50 años, vecino de la zona, al que se le retiró el arma. Fue denunciado por cazar en época de veda con productos atrayentes y realizarlo con un arma sin documentación y provista de silenciador.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.