A las ya conocidas falsificaciones de obra a Caja España se une ahora la falsificación de pagares a diversas empresas.

Juan Carlos Tábara Anton y Juan Manuel Tábara Anton, los últimos responsables de la empresa HERTASA antes de su venta, hijos de los fundadores del grupo, fueron detenidos esta semana por la Guardia Civil junto al excontable de la sociedad, Eugenio Cachón de Castro por un presunto delito de falsificación de documento. Hechos que han denunciado los actuales propietarios de la empresa, vinculados a la firma portuguesa Império Pneus.

Según informo la cadena SER y recoge ZamoraDigital.net, el pasado martes fue detenido el exgerente de la empresa, Eugenio Cachón de Castro en Benavente, el mismo día en el que al parecer presto declaración por las irregularidades que se investigan desde el pasado año en el juzgado numero 1 de Benavente a raíz de la denuncia de Caja España por la falsificación de certificaciones de obra endosadas al Ayuntamiento de Benavente.

Logotipo Empresa Hermanos TabaraAyer fueron detenidos en Camarzana y Benavente respectivamente, Juan Carlos Tábara Anton y Juan Manuel Tábara Anton, hijos de los hermanos Heliodoro y Manuel Tabara, fundadores de la emprea Hermanos Tabara, hace más de 30 años.

Los actuales propietarios de la empresa los han denunciado tras descubrir en la contabilidad de la empresa la existencia de pagares supuestamente falsificados relacionados con empresas constructoras y suministradoras de San Cristóbal de Entreviñas y de las provincias de Madrid y Pontevedra.

La noticia de la detención se ha conocido este jueves y no ha trascendido en que situación se encuentran tras la declaración que teóricamente prestaron ante la Guardia Civil. Si les podemos decir que al excontable se le ha visto hoy mismo por la calle.

Eugenio Cachon, quien paradójicamente, después de ser denunciado por el caso de la falsificación de certificaciones de obra, ha seguido al frente de la dirección de Hertasa con los nuevos propietarios Portugueses e incluso figura como administrador de la empresa.

Solo con él están manteniendo contacto los trabajadores de la constructora que se encuentran sin trabajar por falta de trabajo efectivo y suministro de materiales. La plantilla ha recurrido al juzgado para reclamar los salarios adeudados e incluso los propios hijos de los Tábara que se encontraban al frente de Hertasa han demandado a la empresa tras ser despedidos.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.