La exposición “Tres Siglos de Escultura” de Fundición Codina llega a Zamora

TRES SIGLOS DE ESCULTURA. FUNDICIÓN CODINA

Homenaje a la escultura y la fundición, un oficio que no podemos perder.

La Diputación Provincial de Zamora presenta en su antiguo Palacio Provincial, en la calle Ramos Carrión, la exposición ‘Tres siglos de Escultura, Fundición Codina’, que se desarrollará desde el 3 de febrero al 30 de abril de 2017.

Se trata de una panorámica única de la historia monumental de la escultura a través de más de 70 piezas, todas ellas originales, en bronce, réplicas a escala, moldes de barro, escayola y silicona, de autores como Benlliure, Rodin, Degas, Eduardo Barrón, Julio López Hernández, Baltasar Lobo o Pablo Serrano.  La muestra se completa con una una amplia y variada documentación sobre la actividad del taller de la fundición y la didáctica sobre los procesos de la fundición en bronce. En definitiva, se trata de un homenaje al arte de la escultura y a la fundición, al tiempo que se hace una llamada pública para que no se pierda este oficio.

La exposición incluye piezas que abarcan los siglos XIX, XX y XXI, esculturas que han sido seleccionadas por el comisario de la misma, Ricardo Flecha Barrio, de entre la colección particular de la Fundición Codina y las que de distinta procedencia han sido cedidas expresamente para esta muestra.

Estamos, sin duda, ante un gran acontecimiento cultural y artístico de enorme relevancia, un hito en la vida cultural de la provincia de Zamora, que une piezas escultóricas de brillantes autores y una fundición de gran relevancia en la historia de la escultura española como es Codina. Una oportunidad que tardará mucho tiempo en repetirse.

Exposición

La exposición “Tres Siglos de Escultura, Fundición Codina”, abrirá sus puertas el viernes 3 de Febrero y podrá ser visitada hasta el  30 de abril de 2017, en los salones del antiguo Palacio de la Diputación Provincial de Zamora, en la Calle Ramos Carrión. Cuenta con 70 obras de gran valor artístico, entre las que podemos admirar por primera vez en Zamora la obra de Augusto Rondín o uno de los dos bocetos en bronce que sobre la obra “La educación de Nerón” (Nerón y Seneca), realizó el escultor zamorano Eduardo Barrón.

Se exponen tres obras de Mariano Benlliure, dos de ellas por primera vez, gracias a la deferencia hacia la provincia de su heredera, Doña Lucrecia Enseñat Benlliure, que cede el boceto del monumento a Agustina de Aragón y el retrato de uno de los hijos del escultor. De este autor es el molde en resina de poliéster y escayola de la cabeza del caballo del General Martínez Campos, instalada en el Retiro en 1907. Esta estatua ecuestre, que permanecerá expuesta en el vestíbulo del antiguo Palacio Provincia de la Diputación, está considerada como la mejor de España y muy probablemente de las mejores del mundo.

Podremos también admirar el boceto original en escayola del monumento a Indalecio Prieto, de Pablo Serrano; los bocetos en bronce de grandes obras como la de Don Quijote y Sancho del monumento a Cervantes en la Plaza de España de Madrid, realizada por Federico Coullaut Valera. Las obras de Baltasar Lobo para esta exposición, han sido cedidas por la galería Leandro Navarro.

La colección se completa con el monumento a Julián Besteiro, obra de Julio López Hernández, una escultura que hasta el momento no se han ejecutado. De este mismo autor son dos obras destacadas, “El cristo de Pasolini” y el monumento a “García Lorca” que se encuentra enfrete del teatro español en Madrid.

También hay algunas curiosidades, como los “monumentos que nunca llegaron a erigirse”, dedicados a Felipe V y Fernando VI o documentos fotográficos de gran interés, como la carta manuscrita de Pablo Serrano en relación a su Cabeza de Machado, enviada al MOMA de Nueva York. Finalmente, en la parte más didáctica, se detallan los procesos de fundición del bronce a la cera perdida.

Toda esta exposición pretende ser un homenaje al recientemente fallecido escultor Francisco López Hernández, presente en esta muestra con parte de su obra.

En resumen, estamos ante una exposición de gran valor artístico y documental, un verdadero homenaje a la escultura y a la fundición, una llamada a que no se pierda el oficio de fundidor y una gran oportunidad para poder admirar obras que salieron del mismo lugar y que nunca estuvieron juntas.

Ahora lo hacen en un marco incomparable, parte importante del patrimonio de la provincia de Zamora, como son los salones del Antiguo Palacio Provincial, que cobran cada vez más importancia en la vida expositiva de Zamora.

La Fundición Codina

La Fundición Codina es mucho más que un taller, ya que desde 1888 une a escultores y fundidores. Ha trabajado en todo el mundo, sobre todo en Iberoamérica, y conserva la tradición del procedimiento de la fundición a la cera perdida. Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que la historia de cinco generaciones de esta familia es la historia de nuestro patrimonio escultórico.

La primera fundición abierta en España tuvo su origen en la Barcelona modernista del siglo XIX. En 1888 el artesano Federico Masriera, miembro de una saga de joyeros, se asoció a un famoso mueblista, Francesc Vidal, para abrir su propia fundición artística y de paso facilitar a los escultores el largo trabajo de supervisión del proceso escultórico en fundición. Al cabo de un tiempo, Masriera abandonó la empresa y Campins se asoció con Benito de Codina. Poco después se trasladaron a Madrid e importan un nuevo método de trabajo, la cera perdida, que supone un avance fundamental ante las tradicionales fundiciones de arena.

De esta forma comienza una incesante senda artística, en la que escultores de la importancia de Mariano Benlliure, Jerónimo Suñol o Aniceto Marinas, convierten la fundición Codina en su taller favorito. De ella salen innumerables obras y algunos ejemplos son los grupos escultóricos que coronan el mausoleo del estanque del Retiro de Madrid,  dedicado a la pacificación atribuida a Alfonso XII; la estatua ecuestre del general Arsenio Martínez Campos, junto al Paseo de Coches, en el mismo parque; la excelsa obra que Marinas dedicó a Diego Velázquez, en la fachada oriental del museo del Prado; la estatua en bronce del héroe del Cascorro en El Rastro, realizada por Eloy Gonzalo en 1902; las cuádrigas de Higinio Basterra, encaramadas en la cubierta de un banco de la calle de Alcalá, que fueron fundidas en 1923; el grupo escultórico de Lorenzo Coullaut-Valera del monumento a Cervantes, en la plaza de España, de 1930; la Victoria Alada del edificio Metrópolis, de su hermano Federico, en el cruce de Alcalá y Gran Vía, de 1975 y de 1984; el dedicado a Indalecio Prieto en los Nuevos Ministerios o la de Carlos III en la Puerta del Sol, obra de Juan Pascual de Mena.

REDACCIÓN

Compartir
Publicado por
REDACCIÓN

Noticias recientes

El PP acusa a Luciano Huerga de eliminar inversiones para aumentar el gasto en personal.

El PP acusa a Luciano Huerga de eliminar inversiones para aumentar el gasto en personal, que puede sobrepasar los 6.200.000…

5 horas hace

La “Educación Rural en la Calle” llega a la Guareña

La Diputación pondrá en marcha un programa de "Educación Rural en la Calle", en la Guareña La presidenta de la…

1 día hace

La Diputación destina 200.000 euros al deporte base

La Junta de Gobierno aprueba las bases de las subvenciones a clubes deportivos por valor de 200.000 € La Junta…

1 día hace

Junta y Diputación apuestan por los Huertos Escolares ecológicos

La Diputación de Zamora retoma el programa de Huertos Escolares ecológicos en la provincia con ayudas de la Junta Acogiéndose…

1 día hace

China se convierte en uno de los principales destinos de las exportaciones zamoranas

Diputación y Cámara de Comercio renuevan el convenio para fomentar la internacionalización de las empresas zamoranas Diputación de Zamora y…

1 día hace

El futuro del campo en Zamora pasa por los cultivos ecológicos

Los expertos en el cultivo de pequeños frutos ven potencial a la comercialización en ecológico La jornada sobre el cultivo…

1 día hace