Es la empresa adjudicataria que ejecutó las obras la que ha interpuesto esta reclamación

El alcalde de Zamora miente descaradamente y pretende crear un enfrentamiento con una polémica inexistente e innecesaria

La Diputación exige a Francisco Guarido una rectificación inmediata y disculpas públicas

La Diputación Provincial de Zamora no ha realizado ningún tipo de reclamación judicial en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo al Ayuntamiento de Zamora en torno a la exención del pago del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras por la ejecución del proyecto de rehabilitación del Teatro Ramos Carrión.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, miente al afirmar que la Diputación ha acudido a la vía judicial por esa cuestión, dado que es la UTE adjudicataria la que debe pagar el citado impuesto, tal y como se recogía en el pliego de condiciones por el que se adjudicaron y se ejecutaron las obras.

Por tanto, ha sido la citada UTE la que ha que ha interpuesto la reclamación al no estar de acuerdo con los criterios seguidos por el Ayuntamiento a la hora de aplicar el citado impuesto.

Francisco Guarido deberá explicar a los zamoranos porqué ha pretendido un enfrentamiento con la Institución Provincial.

Finalmente, la Diputación exige al alcalde de la capital una rectificación inmediata y que pida disculpas públicamente por haber creado una polémica innecesaria e inexistente, cuando los ciudadanos demandan lealtad en la colaboración institucional para dar solución a sus demandas y preocupaciones, independientemente del signo político de quien gobierne.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.