La Diputación ha presentado un plan de ajuste “no deseado y obligada por las medidas del Gobierno”, según declaró el presidente de la Diputación que va a permitir realizar en los presupuestos de los años 2010 y 2011 un ahorra de 9 millones, 6 de los procederán de gastos corrientes y 3 de inversiones.

Este Plan, tal y como señaló el presidente de la institución provincial, Fernando Martínez Maillo, viene obligado por las medidas decretadas por el Gobierno de España “que no compartimos y con las que, desde luego, no estamos de acuerdo.

Esta obligación, a juicio del presidente de la Diputación viene motivada en primer lugar por la injusta decisión del Gobierno de que las Corporaciones Locales no puedan pedir ningún crédito en el año 2010, puesto que esta medida no le afecta a las comunidades autónomas ni al propio Gobierno.

En segundo lugar, porque la participación de las Diputación en los presupuesto generales del estado se han disminuido en los últimos años, en tercer lugar porque el propio Decreto de ajuste del Gobierno contempla una reducción de 200 millones para el próximo año en las transferencias a las corporaciones locales de España y, finalmente, porque la Diputación tiene que devolver 5,6 millones de € en los próximos 4 años por la liquidación de las aportaciones del Estado a la institución provincial en 2008 al haber fallado los cálculos de la administración central y porque es previsible que en la liquidación de 2010 haya que devolver aún  más dinero.

En concreto, y tal y como explicó detalladamente el vicepresidente primero y diputado de Economía, Aurelio Tomás, el Plan de ajuste de la Diputación va a suponer el ahorro en 2010 de 3 millones de € en gastos de personal, gastos corrientes y subvenciones y de otros 3 millones en 2011, a los que se sumarán 3 millones más del préstamos de 14 millones que tenía concertado en 2010 la Diputación para ejecutar un total de 30 millones de inversión. De este modo la inversión que, finalmente se ejecutará en este ejercicio será de 27 millones de € lo que supone un 90 ciento de la prevista.

Este ahorro se producirá, tal y como señaló el presidente de la Diputación, de forma moderada y lineal en los gastos corrientes y subvenciones (Reducción del 10% en todas las subvenciones en 2010 desde la fecha de entrada en vigor del RD 8/2010) y 2011) y en las aportaciones a consorcios y organismos dependientes de la Diputación (entre 5% y 10% en aportaciones a consorcios y organismos dependientes de la diputación en 2010 y entre el 10% y el 15% en el 2011).

En todo caso, Fernando Martínez Maillo aseguró que los servicios a los ciudadanos y especialmente los de carácter social se van a garantizar y que la reducción a los consorcios y patronatos, tal y como se les explicó en una reunión previa a la rueda de prensa, tiene como objetivo el avalar la pervivencia de dichas entidades y de la colaboración de la propia Diputación con ellas.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.