Las políticas sociales son una prioridad cualitativa y cuantitativa para la Diputación Provincial, manifestaba el presidente de la institución, Fernando Martínez Maillo, tras reunirse con asociaciones de mujeres de la provincia y técnicos de los Servicios Sociales, para conocer los problemas que afectan a este colectivo en el ámbito rural y especialmente la violencia de género.

Las cifras del Presupuesto de la Diputación para este año lo acreditan, según el presidente de la Diputación: más de 16 millones de euros, el 21% de todo el presupuesto, se dedica a políticas sociales, sólo superado por las infraestructuras. Con ello se pretende atender las necesidades que afectan el medio rural y de manera específica problemas sociales como la violencia de género, “una lacra social abominable y absolutamente reprochable”, como matizaba Martínez Maíllo.

En el ámbito rural el problema es aún mayor, tal como arrojan las conclusiones de la reunión celebrada en la Diputación, debido a la invisibilidad de la violencia de género. Y para lograr hacerla visible, desde la Diputación se está actuando en tres áreas: la prevención, a través de cursos que ya han llegado a más de 6.000 mujeres del ámbito rural; la intervención inmediata desde los diez CEAS que  proporcionan información y asesoramiento a las mujeres con su equipo de apoyo integrado por un psicólogo y un asesor – más de 34 mujeres han utilizado este servicio este año- ; y por último el servicio de teleasistencia móvil para la violencia de género.

Este servicio permite activar los mecanismos públicos de protección de manera inmediata, con la intervención  de las fuerzas de seguridad  del Estado. De este servicio disponen ya catorce mujeres en la provincia, un servicio coordinado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que en Zamora está adjudicado a Cruz Roja.

Programa de estrategias y prevención ante agresiones

En la reunión celebrada esta mañana con las asociaciones de mujeres de la provincia se presentó el programa de estrategias y prevención ante agresiones  denominado de “defensa personal”. Es un programa en el que participan tanto el área de Bienestar Social como el de Juventud y Deportes de la Diputación. Está coordinado por un técnico de los CEAS de la provincia e impartido por dos policías municipales de Zamora y Salamanca especializados en violencia de género.

El programa incluye una serie de cursos que se impartirán a partir del día 3 de marzo en las localidades de Muelas del Pan; Toro; Olmillos de Valverde; Fermoselle y Pajares de la Lampreana, y se ampliarán a otras cinco localidades aún sin determinar.

Los objetivos de estos cursos es concienciar y facilitar a la mujer rural mecanismos y técnicas de defensa que permitan reaccionar ante una agresión, conociendo los perfiles de los posibles agresores e informándoles sobre las medidas de autoprotección.

En palabras de uno de los policías que participará en el curso, se trata de conjugar tres verbos: evitar, repeler o minimizar los daños y denunciar.

El presidente de la Diputación también anunció la elaboración de un estudio pormenorizado sobre la violencia de género en el medio rural de Zamora, que permita identificar mejor este problema social en la provincia.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.