Fue el pasado domingo cuando el Papa Francisco convocó “en toda la Iglesia para el próximo 7 de septiembre, víspera de la Natividad de María, Reina de la Paz, una jornada de ayuno y de oración por la paz en Siria, en Oriente Medio y en el mundo entero”. El acto principal consistirá en una vigilia de oración presidida por el mismo pontífice a las 19.00 horas en la Plaza de San Pedro.

No hay comentarios