El consejero de la Presidencia y portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez ha dado esta mañana la bienvenida a los participantes en un Proyecto del Programa Europeo URB-AL III, procedentes de América Latina, en el que está presente de manera activa la Junta de Castilla y León a través de la labor desarrollada en la Consejería de la Presidencia.

En concreto, la Junta de Castilla y León se ocupará de que las entidades latinoamericanas participantes se acerquen de manera práctica a los métodos de trabajo y las experiencias en materias como las políticas de desarrollo económico y empresarial, la vinculación entre la administración regional, el sector privado y las universidades y la experiencia en la cooperación transfronteriza, ya que todos los socios del proyecto hacen frontera con otro país,
Así, durante seis días, los participantes llegados de Chile, Perú, Honduras y México conocerán sobre el terreno, como si de una “pasantía” se tratase, el fuerte desarrollo  en el campo de la investigación tecnológica existente en la Comunidad y su vinculación al triángulo formado por la empresa, la universidad y el Gobierno autonómico. La experiencia de la Junta en proyectos y relaciones transfronterizas ha sido una de las razones fundamentales que ha traído hasta nuestra Comunidad a los representantes de estos países, dado que la mayor parte de las entidades del proyecto hacen frontera con otro país y por lo tanto comparten con Castilla y León la peculiaridad de tener territorios transfronterizos.

De hecho, en cada una de las entidades latinoamericanas integradas en esta iniciativa se han fijado unos sub-proyectos concretos que delimitan su interés. En el caso de Honduras, se trata de las Agendas 21 de desarrollo sostenible; en Chile y Perú, se quiere crear una plataforma de turismo transfronterizo regional y en México, la actividad principal consiste en el desarrollo tecnológico a través de la vinculación empresa-universidad y gobierno local.

En cuanto a los resultados esperados, del país hondureño se espera la puesta en marcha de un plan piloto de desarrollo local sostenible consensuado tanto en la esfera pública como en la privada; la formación de 50 jóvenes en cuestiones medioambientales y de otros tantos en creación de empresas; así como el desarrollo de una herramienta de asesoramiento a emprendedores, entre otras cuestiones.

Respecto a Chile y Perú, se quiere conseguir que la ciudadanía tome conciencia de la importancia del turismo como actividad generadora de ingresos y empleo; la capacitación de agentes en el sector turístico o el fortalecimiento de las relaciones entre las entidades locales y regionales en estos países.

Por último, en el caso de México, su participación en el Programa URB-AL III ha de permitir el diseño de una metodología de colaboración entre las empresas, las universidades y el gobierno local para impulsar la investigación universitaria y su aplicación al desarrollo de tecnologías en el campo empresarial.

Buena parte de estas cuestiones serán abordadas durante la estancia en nuestra Comunidad a través de la presencia de representantes de la Municipalidad de Zapotlan el Grande (Estado de Jalisco, Méjico), de la Municipalidad de Santa rosa de Copán (Departamento de Copán, Honduras), del Gobierno Regional de Arica y Parinacota (Chile), de la Región de Tacna (Perú), así como del Ayuntamiento de Irún..

EL PROGRAMA URB-AL

El objetivo del Programa URB-AL consiste en fomentar el intercambio de experiencias entre colectividades locales y regionales de Europea y América Latina a través del desarrollo de redes de cooperación descentralizadas que aborden temas y problemas concretos relacionados con el desarrollo local urbano. En definitiva, la tercera fase del Programa busca el impulso y el apoyo, en los países de América Latina, de aquellos  procesos y políticas que favorecen la cohesión social en las ciudades y en las entidades de nivel intermedio que, en el territorio de la Unión Europea, se corresponderían con las regiones o autonomías.

Por lo tanto, desde este lado del océano la participación, en este caso, de la Junta de Castilla y León, se dirige a apoyar la creación o el fortalecimiento de las estructuras regionales y municipales de desarrollo económico en países como Chile, Perú, Honduras y México para que, a partir del trabajo en red y de la colaboración pública y privada, se transformen en impulsoras de procesos sostenibles de desarrollo que garanticen la cohesión social.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.