La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha abierto un expediente sancionador a la explotación minera de la localidad zamorana de Boya “por un vertido no autorizado de aguas ácidas sobre el terreno y por el incumplimiento de condiciones de la autorización en zona de policía”. La medida responde a la investigación emprendida a raíz de la aparición de miles de peces muertos en el embalse de Valparaíso, en plena Reserva Regional de la Sierra de la Culebra, hace un mes.

Según informó hoy la CHD, “está demostrado que la cantera acidifica el agua del río Valdalla (que desemboca en dicho pantano) e incrementa la concentración de algunos metales pero no es posible determinar si ello se ha producido en la cuantía suficiente como para haber causado, por sí sola, la mortandad”, aunque los motivos que alega el organismo de cuenca “son causas administrativas objetivas y suficientes para incoar un expediente sancionador”.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.