La Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero (AIMRD), de la forma parte el Ayuntamiento de Zamora, presentará a la Iniciativa Comunitaria Interreg IV B SUDOE un proyecto para luchar contra los daños causados por el cambio climático y los riesgos naturales en la viticultura. Se trata de un proyecto liderado por la AIMRD y que se desarrollará en colaboración con otras entidades del sudoeste europeo (Dordoña, Aquitania, Burdeos, la Rioja y el Norte de Portugal).
El proyecto “VITIRISK: Viticultura, Cambio Climático & Riesgos Naturales” pretende establecer planes de acción conjuntos, así como medidas y protocolos que permitan prevenir las consecuencias que los riesgos naturales provocan en el viñedo y la elaboración del vino.
Este proyecto es de gran interés para el sector agrícola y la actividad económica del sudoeste europeo teniendo en cuenta que la viticultura es uno de los sectores económicos más importantes de esta extensa región europea de gran tradición vitícola y que alberga- gracias precisamente a una climatología favorable- algunas de las denominaciones de origen más prestigiosas del mundo.
Este sector económico tan importante se esta viendo seriamente afectado por el cambio climático ya que la viticultura es una actividad que dependen en gran medida de las condiciones climáticas (necesidades de sol y agua, temperaturas adecuadas, etc.) y por lo tanto claramente vulnerable a las consecuencias del cambio climático (heladas antes no existentes, crecidas e inundaciones, sequías, apariciones de nuevas plagas, etc.).
En este sentido hay que señalar que los estudios consultados muestran que la subida de las temperaturas (1,2º C por encima de la temperatura media de antaño), ha provocado el adelantamiento, en muchos casos, de las vendimias para evitar problemas como el exceso de alcohol o el desarrollo microorganismos perjudiciales para la maduración del vino. Así mismo el riesgo de que el pH en un vino sea elevado provoca que el vino se aclare y existan más posibilidades de que se desarrollen microorganismos perjudiciales para su maduración. La falta de agua y el exceso de calor propician que no exista una concordancia entre la maduración de la piel y de la pulpa, el resultado son vinos más duros.
Estos hechos hacen que sea necesario un análisis riguroso de los riesgos y daños provocados por el cambio climático en el viñedo, para establecer protocolos de actuación y buenas prácticas en el cultivo que permitan prevenir las consecuencias de esos ataques climatológicos. Para ello la AIMRD y sus socios europeos diseñarán en una primera fase un diagnóstico exhaustivo y desarrollarán Planes y Protocolos de Prevención e Intervención. A posteriori se organizarán cursos formativos, actividades de sensibilización y la promoción de esas medidas.
En este marco el proyecto permitirá a corto plazo la elaboración de un Inventario sobre el Cambio Climático y los Riesgos Naturales en el sector; la creación de seis Planes Comunes de Prevención e Intervención, incluyendo protocolos de actuación; la formación de, al menos, unos 180 profesionales del sector; la creación de una nueva red temática en el Sudoe, con la participación de una treintena de instituciones representando todo el territorio SUDOE; y la presentación del proyecto en eventos internacionales.
A medio y largo plazo se prevé que el proyecto contribuya a prevenir y reducir el daño socio-económico y medioambiental causado por el cambio climático en general, y los riesgos naturales en particular, en el campo de la viticultura.
Se espera tambiés que el proyecto contribuya a fomentar la sostenibilidad de este sector y de sectores fuertemente vinculados a la viticultura como el turismo. En este sentido no hay que olvidar que la actividad vitícola está muy vinculada a la imagen y al renombre de los territorios, y atrae anualmente a millones de turistas y visitantes.
En el caso de resultar seleccionado, el proyecto contará con un presupuesto de algo más de 1 millón de euros y una duración aproximada de 2 años, a partir de principios de 2011.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.