Según Izquierda Unida, la Ley de Haciendas Locales exige que las subvenciones a los Grupos Políticos tengan una contabilidad específica elaborada por los propios Grupos. Dicha contabilidad interna será puesta a disposición del Pleno siempre que éste la
solicite.

Para Izquierda Unida esta medida es injusta y discriminatoria con el resto de asociaciones que tienen que justificar “hasta el último euro con facturas”.

El Grupo de IU en su alternativa global al Presupuesto de 2008, y en concreto en las enmiendas que presentó a las Bases de Ejecución del Presupuesto, solicitaba que los Grupos Municipales tuvieran las mismas obligaciones en cuanto a la justificación de la subvención que cualquier otra entidad.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.