Según denuncia Izquierda Unida, dicho murete se estaba realizando esta mañana por la empresa adjudicataria y ha provocado un conflicto vecinal de primer orden. El muro, como se aprecia en la fotografía, está en el frente de un jardín que tiene una caída en terraplén hacia un bloque de viviendas que se encuentra rehundido en la plaza en torno a los dos metros. El muro que se está realizando deja a las viviendas todavía más hundidas en el terreno con relación a la rasante de la Plaza de Argentina, lo que provoca un gran malestar entre los vecinos de ese bloque, ya que las ventanas del primer piso quedan por debajo de murete que además servirá como asiento para tertulias de vecinos.
    
IU entiende que dentro de un proyecto de arreglo de aceras no tiene sentido diseñar ese muro. Si a ello le añadimos el conflicto vecinal que ha tenido lugar en la mañana de hoy, lo aconsejable es derribarlo ya que no aporta nada y es un gasto totalmente innecesario.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.