Según informa IU, la empresa que construyó e instaló los kioscos de prensa a cambio de explotar la publicidad dio de quiebra hace meses. Caja Rural y la empresa de su círculo Progresión Dinámica se hicieron con la concesión que estaba en concurso de acreedores. En estos días hemos visto como se han reubicado dos kioscos (los que antiguamente estaban junto al Instituto Claudio Rodríguez y el de la Plaza de Cristo Rey) en ubicaciones más céntricas, como la calle Santa Clara y la Plaza de La Marina. A estos dos kioscos se le han acoplados sendos cajeros automáticos que, según lo estipulado en el Pliego de Condiciones, son completamente ilegales.

Así figura en el expediente de los kioscos. Hay que recordar que cuando se realiza la oferta por la primera empresa concesionaria, Urban Siglo XXI, se añadía a las condiciones del inicial Pliego un punto por el cual ofrecían que además de la explotación de la publicidad, que es lo que realmente decía el Pliego, pondrían un cajero automático en los kioscos que consideraran convenientes.

Un Informe del Interventor decía claramente que la oferta no podía superar las condiciones del Pliego ya que supondría derivar ingresos extras a una empresa. Se consideraba, pues, que si el Pliego había puesto que los kioscos de presa los construiría una empresa y los cedería al Ayuntamiento a cambio de explotar 20 años la publicad de sus luminosos, eso era el cambio ajustado, y añadir los cajeros descompensaba el equilibrio a favor de la empresa. La empresa lo aceptó y asunto concluido.

Con sorpresa asistimos a que Caja Rural ha instalado dos cajeros en sendos kioscos con la aquiescencia municipal.
Desconocemos si ha sido una autorización expresa o si es una iniciativa de Caja Rural no comunicada al Ayuntamiento.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.