Las obras de mejora del estado ecológico del río Negro y sus afluentes, en la provincia de Zamora, suponen una inversión 3.250.460 euros.

Esta actuación, que forma parte de la ‘Estrategia Nacional de Restauración de Ríos’, tiene como objetivo mejorar la calidad de las aguas del río y acondicionar su cauce para proteger la colonia de mejillones de río que habita en sus aguas, según informaron a Europa Press fuentes de la CHD.

   Se está actuando en un tramo de más de 100 kilómetros en los ríos Negro, Sapo y Fontirín, desde el sur de la localidad de Escuredo hasta la confluencia del río Negro con el Tera en el embalse de Nuestra Señora de Agavanzal atravesando las localidades de Rosinos de la Requejada, Asturianos, Manzanal de los Infantes, Rionegro del Puente, Espadañedo, Muelas de los Caballeros y Peque.

   En esta zona, en algunos tramos del cauce ha desaparecido parcial o totalmente la vegetación. Además, de forma bastante frecuente, el agua aparece turbia debido a vertidos procedentes de cunetas, cortafuegos o caminos mal conservados.

   Otro de los problemas que presenta el tramo objeto de actuación es la existencia de numerosos azudes de molinos abandonados que obstaculizan notablemente el movimiento de los peces ya que carecen de escalas de peces o remontes que permitan el paso de estos animales.

    Esta situación que afecta especialmente a la colonia de náyades Margaritífera margarirífera que habita en sus aguas. Se trata de un mejillón de río, especie protegida de gran valor medioambiental,  cuya importancia ha motivado que sea objeto de un Proyecto LIFE de la Unión Europea, promovido por la Junta de Castilla y León con el apoyo del  Ministerio de Medio Ambiente y, Medio Rural y Marino y financiado por la Unión Europea.

ESPECIE MUY AMENAZADA.

   Las poblaciones de este tipo de mejillón que viven en el río Negro y sus afluentes se encuentran muy amenazadas ya que la mayor parte de los individuos adultos sobrepasan los 70 años. El problema radica en la progresiva disminución de las poblaciones de trucha común, pez que parasita el mejillón en su fase larvaria.

   Los numerosos azudes instalados a lo largo del río obstaculizan el movimiento de las truchas que no pueden completar su fase reproductora, los que se traduce en una progresiva disminución de las truchas que conlleva a la extinción de la náyade en el río Negro.

   Para corregir esta situación, el proyecto, que ejecuta la CHD,  tiene como objetivos principales incrementar la conectividad longitudinal del río, mejorar la calidad del agua y de la vegetación autóctona de ribera y recuperar el patrimonio hidráulico existente en la zona para poner en valor el río como posible foco de atracción turística para los ciudadanos.

   En los trabajos, que se adjudicaron en mayo de 2009, se invirtieron durante el pasado año 400.000 euros. A esta cantidad se suma los más de un millón de euros que se están invirtiendo este año en distintas actuaciones.

CRÍA EN CAUTIVIDAD.

   Una vez que finalicen los trabajos, que tienen plazo de ejecución hasta 2012, se estudiará la reintroducción de la especie mediante un programa de cría en cautividad.

   El proyecto de restauración del río Negro forma parte de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos que nace al amparo de la Directiva Marco del Agua de cara a conseguir que los ríos y arroyos recuperen el “buen estado ecológico” y hacer compatibles los usos y actuaciones administrativas con la conservación de los valores naturales.

   El Duero, cuenca piloto en el desarrollo de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos, es además la cuenca en la que se van a poner en marcha mayor número de actuaciones y que cuenta con mayor inversión para desarrollar este proyecto.

   En total, se están ejecutando o tramitando 14 proyectos en la cuenca del Duero con una inversión prevista de más de 35 millones de euros entre los que destacan la mejora ecológica del río Pisuerga entre la presa de Aguilar de Campoo y Alar del Rey (Palencia), la construcción de una torre de toma fija en el embalse de Aguilar (Palencia), la regeneración ambiental y el control de avenidas del río Odra (Burgos), así como la mejora del estado ecológico del río Órbigo (León), del río Ucero (Soria) y del río Valdeginate y sus zonas inundables (Palencia).

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.