Unión del Pueblo Leonés UPL de Zamora, interpreta como un presunto acoso económico a los  establecimientos hosteleros, el prematuro cierre de las terrazas de verano. Tras el adelanto en el horario de cierre, respecto a años anteriores, sin que los promotores esgriman motivo alguno para ello.  UPL  estima que debe reconsiderarse la ordenanza municipal, que impide continuar, más allá de la una de la madrugada, a diario, con la atención exterior del local en bares y cafeterías. Semejante restricción, solo puede  servir para fomentar el desempleo, puesto que son muchos, los establecimientos que en temporada estival, amplían  sus plantillas, para atender el incremento de  clientela que, por razones obvias, genera una  terraza. Que tras esta arbitraria medida, se plantearán  si compensa para el negocio, la contratación de nuevos trabajadores.

Si bien se entiende, que pueden surgir casos en que se rompa el equilibrio, entre el disfrute en terraza, por parte de unos, con  el descanso de los vecinos. Deben tratarse estos, de forma individual, atendiendo a las posibles reclamaciones existentes, mediante expedientes particulares y no de forma genérica, donde se incluye a todos en el mismo saco.

UPL sugiere  a la corporación medite la medida, pero valorando las consecuencias que acarrean decisiones arbitrarias y dictatoriales   como la adoptada. Añadiendo la pésima imagen, conseguida días atrás, donde funcionarios municipales velaban por el  desalojo de  las terrazas de establecimientos, en la misma plaza mayor, por rebasar el horario prefijado para el cierre. Cuando estas se encontraban ocupadas. Servicio, donde al ayuntamiento, no le tiembla en absoluto la mano, para recaudar los derechos por semejante concesión.

Debe entenderse, que las terrazas de verano, suponen un servicio al público, como tal, y que aunque genere beneficios para la hostelería, es el ciudadano, el que hace uso de ellas.

 

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.