El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha presentado hoy el Plan de Promoción y Comercialización del Sector Agroalimentario de Castilla y León 2008-2011 dentro del programa que desarrolla la Junta de Castilla y León en el Salón Internacional de la Alimentación y Bebida, Alimentaria’08, que se celebra en Barcelona del 10 al 14 de marzo.

La industria agroalimentaria de Castilla y León es hoy por hoy la primera industria regional, que genera el 25% de la producción bruta industrial regional -8.000 millones de euros-, y concentra el 25,3% del empleo total del sector industrial. Además, esta industria es un sector estratégico para el desarrollo territorial y económico de nuestra Comunidad, a partir de su fuerte vinculación con el sector primario y su capacidad para fijar población y contribuir al desarrollo sostenible de las zonas rurales.

Nuestra Comunidad ocupa un lugar destacado en el conjunto del sector agroalimentario español, que nos sitúa en tercer lugar en lo que a ventas se refiere -10%-, por detrás de Cataluña y Andalucía, y en segundo lugar en cuanto a inversión productiva, con una media de 520 millones de euros de inversión anual. Castilla y León es la región con más menciones de calidad, ya que tiene 55 marcas de calidad reconocidas y una marca genérica de calidad alimentaria y está demostrando una mayor capacidad exportadora con un crecimiento superior al 42% entre los años 2004 y 2007.

La Junta de Castilla y León presenta por primera vez un plan específico de promoción y comercialización de este sector, con el objetivo de potenciar la industria agroalimentaria e impulsar la comercialización de los productos de calidad de Castilla y León en los mercados nacionales e internacionales.

Los objetivos de este plan son aumentar la competitividad y productividad del sector alimentario; incrementar en un 25% el valor de la producción bruta salida de fábrica hasta superar las 10.000 millones de euros, incrementar un 30% el valor del consumo de materias primas procedentes de Castilla y León por nuestra industria agroalimentaria hasta superar el valor de 2.500 millones de euros, duplicar las exportaciones  hasta los 1.900 millones de euros en el 2011, consolidar la imagen y posicionamiento de calidad de nuestros productos agroalimentarios y facilitar el acceso de pequeños y medianos productores a los agentes con mayor poder de compra en el mercado nacional e internacional, mejorando la eficiencia en la distribución.

Para lograr estos objetivos, el plan cuenta con una dotación que supera los 860 millones de euros y establece dos grandes líneas de actuación, dirigidas, por un lado, a incrementar la productividad y la competitividad de esta industria y, por otro, a conseguir una mayor comercialización basada en la calidad de nuestros productos.

El plan contempla el establecimiento de líneas de ayuda destinadas a fomentar la inversión productiva y la mejora de la competitividad, y también a potenciar proyectos de cooperación en I+D+i para el desarrollo de nuevos productos, nuevos procesos y tecnologías en el sector agrario. Para tal fin, la previsión es destinar 580 millones de euros, que propiciarán una inversión total superior a los 2.300 millones de euros.

A estas medidas se unirán las destinadas a singularizar nuestra producción a través del reconocimiento de las figuras de calidad y la mejora de los procesos de transformación y las orientadas a fortalecer la estructura empresarial de este sector.

En cuanto a las acciones de promoción, el objetivo es aumentar la notoriedad y la consolidación de la imagen de marca de los productos agroalimentarios de calidad bajo el lema “Castilla y León es sabor” e incorporar nuevas fórmulas desde el punto de vista de la logística de la distribución que permitan acercar a los potenciales clientes la excelente y extensa industria agroalimentaria de Castilla y León, mediante acuerdos con distribuidores y encuentros empresariales.

Entre las actuaciones previstas en el mercado nacional, se incluye el desarrollo de acuerdos con el canal alimentación para facilitar la introducción de los productos de Castilla y León en lugares preferentes, la apertura de una tienda especializada o un programa específico dirigido al canal de la hostelería, restauración y catering para poner en valor los alimentos de calidad.

En cuanto a las acciones en el mercado internacional, se enmarcarán en el marco del Plan para la Internacionalización Empresarial de Castilla y León que lidera la Consejería de Economía y Empleo, y se potenciarán los acuerdos con importadores para facilitar la introducción de productos de Castilla y León en los mercados objetivo internacionales.

Este plan también contempla la puesta en marcha de un Observatorio de la competitividad que analizará la evolución de la demanda y tendencias de los mercados exteriores para definir en el futuro las estrategias de mercado a desarrollar.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.