La intervención ha logrado la rehabilitación integral del conjunto de edificios que componen la plaza, lo que contribuirá a revitalizar y dinamizar la zona además de permitir la celebración de espectáculos taurinos y actos culturales.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha inaugurado esta mañana la histórica plaza de toros de la localidad zamorana de Toro, que podrá albergar de nuevo espectáculos taurinos y otros actos culturales gracias a un importante proyecto de restauración integral que ha supuesto una inversión total por parte del Gobierno regional de más de 2,2 millones de euros desde el año 2004. La restauración de este coso taurino marca un nuevo hito en la protección del Patrimonio Cultural. Se trata de un bien con un gran valor arquitectónico, está construido en tapial con pilastras de ladrillo y adobe y todo el entramado de sus dos graderíos, escaleras y barreras, así como su armadura de cubierta, son de madera.

La Junta de Castilla y León lleva prestando un especial interés a esta joya patrimonial desde hace años. En 2008 fue declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento y las primeras actuaciones de restauración comenzaron ya en 2004 con la consolidación y rehabilitación de cubiertas. Las obras, que se han realizado en distintas fases, han abarcado la rehabilitación completa de todos los edificios que componen la plaza, lo que permitirá su utilización no sólo como lugar de celebración de espectáculos taurinos sino también para otros actos culturales.
 
Esta iniciativa, enmarcada en el Plan PAHIS 2004-2012 del Patrimonio Histórico de Castilla y León, ha implicado acometer una interesante y atípica labor de restauración para conservar y proteger un elemento de carácter popular, festivo, industrial y etnográfico. De la inversión total, algo más de 2 millones corresponden a la Consejería de Cultura y Turismo, a lo que hay que sumar una subvención de 190.000 euros de la Consejería de Interior y Justicia al Ayuntamiento de Toro para la mejora de los equipamientos.
 
Con la puesta en valor de este bien, la Junta de Castilla y León contribuye también a impulsar la actividad hotelera y turística, revitalizando la economía del territorio y aportando un nuevo recurso para el desarrollo rural. 
 
Proyecto de restauración
 
Previamente al proceso de restauración, tanto los graderíos superior e inferior, como los pavimentos, acabados y accesos al coso se encontraban en muy mal estado de conservación. Los pabellones situados en torno al coso tenían lesiones similares, deterioro de cubiertas, acabados, carpinterías y pavimentos, así como unos añadidos sobre los volúmenes originales que habían alterado la comprensión del conjunto. Por otro lado, las cubiertas de zonas como los chiqueros o los corrales habían desaparecido y el conjunto presentaba una serie de desajustes funcionales. A la falta de adecuación de los tránsitos peatonales del perímetro y la del propio coso -sin contrabarreras ni albero- y la ausencia completa de instalaciones, hay que añadir la falta de adecuación a su uso como lugar de espectáculos y más concretamente como lugar de festejos taurinos.
 
Dentro del proyecto de restauración integral, además de la consolidación y rehabilitación de cubiertas, también se ha realizado una adecuación del vestíbulo principal del teatro Latorre como acceso al recinto de la plaza, se han eliminado elementos añadidos en pabellones y escaleras de acceso al coso y se ha realizado una apertura del callejón en un tramo cerrado por una propiedad particular. El proyecto ha incluido también la consolidación y restauración de los cuerpos de escalera, de los pabellones de corrales, de los chiqueros originales y la consolidación del desolladero. El proyecto se ha completado con la restauración de otros elementos que forman parte del coso como graderíos, pavimentos, acabados, pasos, barreras y albero. Por otro lado, en respuesta a las necesidades actuales, se han construido nuevas infraestructuras e instalaciones, como servicios y bar en los patios traseros del teatro.
 
Singularidad de la plaza de toros
 
La plaza de toros de la ciudad de Toro fue construida a comienzos del siglo XIX e inaugurada el 18 de agosto de 1828. Promovida a expensas del Hospital General de la ciudad forma, con el teatro Latorre al que está unido, uno de los más interesantes conjuntos de arquitectura popular del país. Cuenta con un aforo superior a las 3.000 personas y pasó a ser propiedad municipal en 2001. El conjunto arquitectónico está formado por el coso propiamente dicho y los pabellones accesorios destinados a chiqueros, corrales, desolladero, que se sitúan en torno a aquél, adaptados a la geometría irregular del solar y con acceso desde la Plaza San Francisco a través de un discreto callejón.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.