Herrera inaugura el Parque Ambiental
Herrera inaugura el Parque Ambiental

El Parque Ambiental, que ocupa una superficie de 4 hectáreas y ha supuesto una inversión de 5,3 millones de euros, completa las actuaciones necesarias para el funcionamiento del complejo PRAE y está diseñado para el disfrute, la experimentación y la sensibilización ambiental de todos los ciudadanos.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha inaugurado hoy en Valladolid el Parque Ambiental, un proyecto educativo integrado en el complejo PRAE, donde se representan, entre otras iniciativas de conservación y sostenibilidad, los ecosistemas que evocan los principales tipos de paisaje de Castilla y León, así como su flora y su vegetación.

El Parque Ambiental, que ocupa una superficie de 4 hectáreas y ha supuesto una inversión de 5,3 millones de euros,, completa las actuaciones necesarias para el funcionamiento del PRAE, que inició sus primeros pasos con la puesta en marcha del Centro de Recursos Ambientales en enero de 2009.

El Parque Ambiental se presenta como un espacio diseñado para el disfrute, la experimentación y la sensibilización ambiental. En este sentido, el público al que se pretende llegar abarca todo tipo edades y colectivos; incluidas personas que presenten algún tipo de discapacidad, debido a que tanto el parque como las actividades y talleres que se proponen están adaptados a los distintos destinatarios.
Los temas que se van a tratar están divididos en 5 bloques: Ven a conocernos; Recursos naturales y residuos; Energías y cambio climático; Biodiversidad y diversidad cultural en Castilla y León, y Calidad de vida.

El espacio está distribuido en diversas áreas alrededor de una gran laguna central naturalizada. Dichas zonas presentan un carácter educativo vinculado con la convivencia del hombre y su entorno. Así, podemos encontrar el Jardín de las 3R (Reutilizar, Reducir y Reciclar), los Huertos Educativos, el Invernadero y el Aulario. Sobre el techo del aulario existe un espacio expositivo sobre energías renovables. Otras áreas tienen un carácter más natural, como son los ecopaisajes o el fitocalendario, donde se proponen plantaciones de especies vegetales según cada mes del año.

Las personas que visiten el Parque podrán realizar diversas actividades con todas estas temáticas, como son los talleres de huertos urbanos, el aula de pesca, talleres de leyenda y cuentacuentos bajo las estrellas, talleres de ecoinventos o de cocina solar, rutas ornitológicas, actividades de consumo responsable, etc. Toda la información sobre las actividades se puede encontrar en la página web www.praecyl.es

Además, el Centro dispone de recorridos autoguiados y de rutas guiadas temáticas.

El Parque y sus espacios
El Parque Ambiental ofrece una serie de espacios que se articulan en torno a una gran laguna central y una pasarela elevada. La laguna central ocupa una superficie irregular y alargada de unos 4.500 metros cuadrados. Su profundidad varía desde los 60 a los 280 cm e incluye perimetralmente unas acequias de fitodepuración de 40 cm. de profundidad que actúan como barrera de seguridad y como sistema vegetal de limpieza y oxigenación del agua. La laguna es un ecosistema vivo con eneas, carrizos y juncos que actúan como filtrado verde del agua, plantas vasculares acuáticas, como ranúnculos y nenúfares y ejemplares de trucha y carpa, que darán soporte al establecimiento de un aula del río, con prácticas del arte de la pesca.
Por otra parte, la pasarela elevada hasta 3 metros sobre el suelo está realizada con listones que imitan la madera, pero están formados por materiales procedentes del reciclado de envases domésticos y no necesita ningún mantenimiento. La pasarela es un elemento vertebrador de espacios. Con un trazado sinuoso y fluido recorre todo el parque haciéndolo accesible a personas discapacitadas y permite diferentes acercamientos a los contenidos del mismo con la participación de todos los sentidos, vista, oído y olfato (salpiqueo del agua, sensaciones aromáticas y sonido del viento), tacto y gusto (huerto, frutales y texturas).

En el Parque Ambiental tienen también especial protagonismo el concepto de reciclaje y las energías renovables. En su construcción se han incorporado los escombros y cascotes procedentes del derribo del antiguo Centro de Interpretación de la Naturaleza de Valladolid. Para la generación del relieve, que en su punto más alto alcanza 7 metros desde la cota inicial, el relleno se ha realizado con materiales provenientes de excavación y del derribo de construcciones preexistentes. La tierra vegetal del desbroce de la parcela se ha reservado para su posterior utilización.

Todo el Parque se ha diseñado siguiendo los criterios de reducción de la cantidad de energía demandada, así como el consumo racional. El uso de energías renovables con un fin didáctico permite también su aprovechamiento dentro del parque. En la cubierta del aulario se han instalado tres aerogeneradores de limitada potencia destinados al autoconsumo, 24 paneles fotovoltaicos para el sistema de bombeo de agua de la laguna y paneles solares térmicos para alimentar los sistemas de calefacción y refrigeración. El parque cuenta también con una caldera de biomasa que forma parte de la instalación de calefacción y refrigeración. Todo ello le ha hecho merecedor de uno de los Premio Construcción Sostenible de Castilla y León en la convocatoria 2007-2008.

Recorridos
El Parque Ambiental presenta varios recorridos alternativos y zonas de esparcimiento, entre las que destacan:

Jardín de las 3R (Reutilizar, Reducir y Reciclar). Se ha realizado con materiales reutilizados con fines lúdicos: ruedas de coches, anillos de tubería, materiales de obra para hacer formas y dibujos, etc.
Los ecosistemas. Se estructura en 12 parcelas que evocan las principales unidades de paisaje de Castilla y León, así como su flora y vegetación: bosque atlántico, pinares, bosque mediterráneo, matorral, páramo, viñedo, huertas, estepa cerealista, etc.

Fitocalendario. En 12 parcelas se proponen plantaciones de especies vegetales que tienen algún rasgo o característica que las hacen destacables en el mes que representa la parcela (floración, fructificación, inicio o fin del desarrollo vegetativo, cuestiones culturales, cambio de color en las hojas o aspectos especiales de desarrollo…).

Huertos educativos y Vivero-umbráculo. Este espacio está destinado al desarrollo de actividades educativas con referencia a los trabajos hortícolas y de vivero. Está formado por una zona de huertos y un invernadero para la protección de siembras y actividades de viverismo en invierno.

La Ribera.
Xerojardín o jardín seco. En diversas zonas se sitúa un xerojardín que tiene como principal característica la reducida necesidad de riego.
Edificio semienterrado destinado a aulas, talleres educativos y cafetería.

Complejo PRAE
El complejo PRAE es un proyecto educativo ambiental de carácter integral y ejemplarizante en todos sus elementos, que comprende el Centro de Recursos Ambientales y el Parque Ambiental. Ambos se integran como un conjunto de uso social, técnico, educativo y sensibilización ambiental que pretende transmitir a toda la sociedad los conocimientos y valores necesarios para alcanzar un futuro de sostenibilidad.
El PRAE busca responder a la demanda social de información ambiental y estimular el deseo de participación activa de los ciudadanos en la conservación y mejora ambiental del territorio, y está dirigido tanto a escolares como al público en general y al especializado.

El Centro de Recursos Ambientales acoge además la sede de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León y el Centro de Documentación e Información Ambiental.

Desde enero de 2009, el PRAE ha venido prestando servicios educativos y de promoción del patrimonio natural, principalmente a través de exposiciones, actividades educativas, cursos y seminarios, y ha recibido en total más de 22.000 visitantes.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.