Las nuevas instalaciones prestarán servicios de información y orientación, valoración y atención temprana. Para ello disponen de una plantilla de 18 profesionales entre médicos, médicos rehabilitadores, psicólogo, pedagogo, fisioterapeuta, técnico de orientación profesional, asistente social, logopeda, psicomotricista, además del personal de administración y gestión. El Gobierno autonómico destina en 2011 más de 217 millones de euros a la atención a las personas con discapacidad, un 65% más que en el inicio de la legislatura, en 2007.

 

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha inaugurado el nuevo Centro Base de Atención a Personas con Discapacidad de Zamora, dependiente de la Gerencia de Servicios Sociales. La construcción y el equipamiento de estas nuevas instalaciones han supuesto una inversión por parte del Gobierno autonómico de 2,25 millones de euros.

El Centro Base inaugurado hoy por Herrera sustituye a las antiguas dependencias ubicadas en la Avenida Requejo, número 28. El nuevo edificio está situado en el número 1 de la calle San Alfonso, y consta de tres plantas con una superficie construida de 2.125 metros cuadrados. En la planta baja se encuentran las zonas para información y valoración; en la planta primera están las dependencias de atención temprana; la segunda planta está dedicada a la zona administrativa, la sala polivalente y una gran sala de fisioterapia.

El Centro Base cuenta con una plantilla de 18 trabajadores de diferentes categorías (médico, médico rehabilitador, psicólogo, pedagogo, fisioterapeuta, técnico de orientación profesional, asistente social, logopeda, psicomotricista, además del personal de administración y gestión) organizados en equipos multidisciplinares, y trabajan en tres grandes áreas de atención a las personas con discapacidad: información y orientación; valoración, y atención temprana.

La información y orientación se centra en apoyos educativos, laborales y de integración de la persona, y va dirigida a las personas con discapacidad y a sus familias y también a entidades y asociaciones relacionadas con el sector.

En los Centros Bases se determina el grado de discapacidad de la persona, en virtud de la cual se emite la correspondiente Tarjeta Acreditativa, puesta en marcha en junio de 2010 y que cuenta más de 21.000 solicitudes atendidas hasta el momento. En el periodo 2007-2010 el número de valoraciones en la Comunidad fue de 82.877, de las que 20.336 fueron realizadas el pasado año. En lo que respecta a la provincia de Zamora, las valoraciones realizadas en el Centro Base en 2010 fueron 1.470.

Mediante la Atención Temprana se apoya a niños y niñas de 0 a 6 años de edad y a sus familias, con recursos específicos de fisioterapia, psicomotricidad y logopedia. La Junta de Castilla y León aprobó el pasado año el Decreto de Coordinación Interadministrativa de la Atención Temprana, cuyo objetivo es garantizar una actuación administrativa integral, ágil y coordinada entre los diferentes servicios que actúan en este campo. Dentro de la Atención Temprana, en 2010 se atendió en Castilla y León a 2.680 niños. De ellos, 131 fueron atendidos en el Centro Base de Zamora.

La Junta de Castilla y León cuenta con equipos propios de Atención Temprana en todas las capitales de provincia. Asimismo, existen equipos en las localidades de más de 20.000 habitantes gracias a acuerdos con las corporaciones locales y equipos itinerantes a través de convenios con entidades sin ánimo de lucro que acercan este recurso al medio rural.

También en lo que respecta a Centros Base hay que destacar la reforma y adaptación del Centro Base de Ávila llevada a cabo en 2010 con una inversión de 400.000 euros y la construcción de un nuevo Centro en Valladolid, con una inversión prevista de 5,9 millones de euros.

Una atención integral a las personas con discapacidad

 

En Castilla y León hay 159.577 personas con algún tipo de discapacidad, lo que supone un 6,23% de la población. Por tipos de discapacidad, el 58,41% tiene discapacidad física; el 26,29%, discapacidad psíquica; el 8,85%, discapacidad visual, y el 6,44%, discapacidad auditiva.

En Zamora, el número de personas con discapacidad es de 13.852, cifra que representa un 7,13 de la población. De ellas, el 58,6% tiene discapacidad física; el 27%, discapacidad psíquica; el 8,5%, discapacidad visual, y el 5,8%, discapacidad auditiva.

La atención integral a todas estas personas es uno de las prioridades de la Junta de Castilla y León dentro de su política de Servicios Sociales. El presupuesto de 2011 para atención a las personas con discapacidad es de 217 millones de euros, lo que supone 86 millones de euros más que en 2007, cuando comenzaba la actual legislatura.

El incremento del presupuesto en este apartado a lo largo de la legislatura ha permitido una ampliación significativa de la red de infraestructuras y servicios con inversiones por valor de 58,7 millones de euros, lo que ha supuesto, entre otros logros, la creación de 1.800 plazas residenciales en el periodo 2007-2010, de las cuales 800 han sido puestas en marcha en el medio rural.

De esta inversión de 58,7 millones de euros, 6,8 millones de euros se han destinado a la creación y mejora de la infraestructura para personas con discapacidad en la provincia de Zamora, destacando el Centro Base inaugurado hoy, el Centro Residencial y Centro Ocupacional para personas con discapacidad por enfermedad mental de Toro, el Centro de Día para personas con discapacidad intelectual de esta misma localidad y obras de mejora en el Centro Ocupacional de Coreses, Benavente o Morales del Vino.

Otro de los ejes prioritarios del Gobierno autonómico en la atención a las personas con discapacidad es la integración laboral y el acceso al empleo. Castilla y León tiene el porcentaje más alto de España en la reserva de plazas para personas con discapacidad en las ofertas de empleo público, con un 10%. Asimismo, en el ámbito de la Administración Pública se ha suscrito un convenio entre la Junta y el Comité Español de Representantes de Minusválidos (CERMI) para la puesta en marcha de un programa de integración laboral en la administración autonómica.

Además, se ha realizado un gran esfuerzo en torno a los Centros Especiales de Empleo, que han aumentado en esta legislatura de 160 a 172, mientras que las personas que trabajan en ellos se han incrementado de 2.819 a 3.521. Además, otras 1.000 personas con discapacidad prestan apoyo en estos centros.

La política de la Junta de Castilla y León de atención a las personas con discapacidad está marcada por la transversalidad, con la implicación activa de gran parte de las consejerías que componen el Gobierno autonómico. La futura Ley de Igualdad de Oportunidades para las personas con discapacidad incide en este aspecto. Con este principio de transversalidad se ha conseguido que la accesibilidad sea un compromiso general de las administraciones públicas y de la sociedad en su conjunto, tanto en la supresión de barreras arquitectónicas como en la accesibilidad a los servicios.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.