El presidente de la Junta de Castilla y León, firmará en la mañana de hoy un “Memorándum de Entendimiento” con el Ministerio de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Desarrollo Regional de la República de Portugal. Este documento, el primero de este tipo que rubrica una comunidad autónoma española, permitirá impulsar los dos grandes proyectos emblemáticos de cooperación con el país vecino (Plan Valle del Duero y MIT) así como proyectar un nuevo escenario de cooperación de proximidad para las zonas limítrofes.

Además, Herrera planteará un impulso destacado a las relaciones de cooperación con Portugal en la tres entrevistas de trabajo con los ministros de Educación; Medio Ambiente, Ordenamiento, Territorio y Desarrollo Regional; y Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones. Estos encuentros toman como premisa inicial tanto la necesidad de conseguir una mayor implicación e impulso en las relaciones bilaterales como la consecución de una mejor cohesión social, económica y territorial destinada a mejorar la vida de las personas que viven las zonas limítrofes.

Se trata, en definitiva, de avanzar en los servicios esenciales para los ciudadanos mediante el refuerzo de la “cooperación de proximidad” que permita atender las necesidades de quienes viven y trabajan en localidades cercanas a la frontera gracias a la mejor cobertura de las prestaciones que más preocupan a la población: educación, sanidad, infraestructuras de comunicación, etc.

APUESTA POR LA DIFUSIÓN DEL IDIOMA PORTUGUÉS

La primera reunión, con la ministra de Educación, María de Lurdes Rodrigues, servirá al presidente Herrera para trasladar el interés de la Junta de Castilla y León por estrechar la colaboración entre ambas administraciones a partir de la situación actual y también con la aportación de algunas propuestas relacionadas con la difusión de la enseñanza del portugués en Castilla y León y, de manera particular, en Zamora y Salamanca (las dos provincias limítrofes) y en León (si bien esta provincia no comparte territorio con Portugal), así como con la colaboración para incorporar a profesores de español al sistema educativo luso.

En concreto, una de las principales medidas que se quieren poner en marcha pasa por convertir al portugués en el segundo idioma con carácter optativo en la educación primaria y secundaria de Castilla y León, además de reforzar su implantación en las escuelas oficiales de idiomas y en las universidades públicas de la Comunidad.  Cabe recordar que la República de Portugal ha decidido recientemente que el castellano sea el segundo idioma extranjero de referencia que, junto al inglés, se imparta en sus escuelas.

NUEVAS FÓRMULAS JURÍDICAS DE COOPERACIÓN

Tras el encuentro con la responsable de Educación, el presidente Herrera acudirá al Ministerio de Medio Ambiente, Ordenamiento, Territorio y Desarrollo Regional. A su titular, Francisco Nunes Correia, le trasladará la posibilidad de crear dos grupos de trabajo para avanzar en nuevas fórmulas de cooperación con las regiones Norte y Centro de Portugal que podrían pasar por la constitución de una Eurorregión o de una Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) como nuevas fórmulas jurídicas y de refuerzo a las actuales comunidades de trabajo. Estos grupos contarían con representación de las regiones Norte y Centro, de la Junta de Castilla y León, y de la Comisión Hispano-Lusa de Cooperación Transfronteriza. Asimismo, el que pudiera formarse con la región Norte tendría como tarea añadida, analizar los futuros instrumentos para integrar las relaciones que mantienen Castilla y León y Galicia con este territorio luso en áreas de interés común como el sector automovilístico o las universidades.

Una vez finalizada la reunión con el ministro se procederá a la firma del “Memorándum de Entendimiento” entre la Junta de Castilla y León y el Gobierno de Portugal. El documento, que supone un hito histórico en las relaciones de nuestra Comunidad con el país vecino, y una iniciativa pionera en el conjunto de las autonomías españolas, servirá para impulsar los dos grandes proyectos que se mantienen con Portugal (Valle del Duero y MIT) así como para dinamizar la cooperación de proximidad en las zonas de frontera.

Sobre el Plan Valle del Duero, el objetivo es que la Cúpula del Agua, prevista en la provincia de Salamanca, se transforme en un elemento de unión para España y Portugal que pueda ser, incluso, abordado de forma compartida por la Junta de Castilla y León y por el Gobierno portugués con la posibilidad de que, en un futuro, fuera gestionada por una Agrupación Europea de Cooperación Territorial. Así, habría mayores facilidades para conseguir financiación adicional procedente de la Unión Europea.

En torno al proyecto MIT (Movilidad, Innovación y Territorio), el planteamiento de la Junta de Castilla y León pasa por animar al Ejecutivo luso para que se implique aún más en el desarrollo de las infraestructuras que corresponden al lado portugués de este proyecto que pretende convertir al eje Oporto-Lisboa-Irún en un corredor de progreso y oportunidades.

En el encuentro, el presidente Herrera también abordará, entre otras materias, la cooperación en materia de lucha contra los incendios forestales a partir del Protocolo suscrito por los gobiernos portugués y español para ampliar el espacio de atención mutua en materia de incendios que se amplía de cinco kilómetros a quince. De esta manera, se incrementa el espacio en el que pueden intervenir los recursos en caso de que se produzca uno de estos siniestros. En este sentido, la Junta de Castilla y León ya está trabajando en la adaptación y en las modificaciones de los medios de extinción, así como en la coordinación con los medios portugueses.

IMPULSO A LAS INFRAESTRUCTURAS

El tercer encuentro de la mañana tendrá lugar en el Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones. Con su titular, Mario Lino, el presidente Herrera quiere repasar el estado de las grandes infraestructuras de comunicación que conectan Castilla y León con Portugal. Así, se abordará la situación de las conexiones ferroviarias en el trayecto Salamanca-Fuentes de Oñoro-Aveiro para el que la Junta pide la máxima agilización. Cabe recordar que las sucesivas cumbres hispano-lusas han aplazado la ejecución de esta línea y que el plan de infraestructuras del Gobierno de España, el PEIT, sólo la recoge en su horizonte temporal de vigencia, es decir, el año 2020.

En el ámbito de las autovías, Herrera pondrá sobre la mesa la situación de tres proyectos: el tramo Zamora-Frontera portuguesa de la A-11; la conexión de la A-62 (Autovía de Castilla) en su conexión con la AP-5 y la futura León-Bragança. En cuanto a la Autovía del Duero, en el lado español no hay previsión presupuestaria para abordar la obra y en el lado portugués está prevista la puesta en servicio en 2012. Sobre la Burgos-Portugal, el tramo de conexión Fuentes de Oñoro-Vilar Formoso tiene un plazo de ejecución de 41 meses y debería estar en servicio dentro de tres años. Por último, el presidente de la Junta de Castilla y León también recordará la situación del proyecto para conectar la capital leonesa con la localidad lusa de Bragança así como la partida presupuestaria de 104 millones de euros que contempla el  Plan Regional de Carreteras 2008-2020 de la Junta y que permitiría convertir la actual CL-622 entre León y La Bañeza en autovía, lo que, a su vez, podría ser el primer tramo de la futura vía hacia Bragança.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.