El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha defendido esta mañana en la localidad portuguesa de Viana Do Castelo el valor estratégico de las relaciones de colaboración con Portugal que, según ha señalado, debe ser no sólo  “vecino” sino en “socio”. Además, Herrera ha trasladado al Gobierno de la nación la necesidad de reforzar las políticas de cooperación que tienen como objetivo la mejora de la calidad de vida de los habitantes en las zonas fronterizas dentro de lo que se conoce como “cooperación de proximidad”.

En concreto, el planteamiento realizado por el presidente castellano y leonés se enmarca en el “frente común” asumido por las otras tres comunidades autónomas que también comparten frontera con Portugal: Galicia, Extremadura y Andalucía. Ese “frente común” persigue el impulso necesario para que el Gobierno central establezca el marco legal que permita conseguir una cooperación sanitaria adecuada, de modo que los habitantes de las zonas fronterizas reciban las prestaciones de la forma más eficiente y cómoda posible, una línea de trabajo que, según entiende la Junta de Castilla y León, debe extenderse al resto de servicios esenciales. Otro de los elementos de este bloque de peticiones expuesto por el presidente Herrera pretende que el Ejecutivo central se implique en el diseño de un acuerdo con el Gobierno portugués que regule los espacios naturales fronterizos y compartidos entre los dos países, siempre desde el máximo respeto al medio natural pero con el mayor aprovechamiento de esos recursos de modo que quienes viven en ellos puedan desarrollar proyectos económicos y sociales viables. Otro de los objetivos planteados es la búsqueda de herramientas para mitigar los efectos de la rebaja del impuesto de sociedades portugués.

El objetivo de la apuesta política de la Junta expresada por el presidente Herrera durante su intervención busca diseñar un nuevo marco en la concepción de las relaciones con Portugal que debe ser no sólo un “vecino” sino también un “socio”. Para ello es imprescindible poner en marcha una “ambiciosa” línea de trabajo que, con el apoyo del Gobierno español, permita impulsar los acuerdos que faciliten la prestación de los servicios esenciales con todas las garantías y con las mejores condiciones para quienes residen cerca de la frontera. Además, también se ha recalcado la urgencia para que las infraestructuras de la zona reciban un impulso “significativo” que facilite las comunicaciones entre los dos países tanto en el ámbito de la alta velocidad ferroviaria como en las vías de gran capacidad.

Del mismo modo, el presidente de la Junta de Castilla y León ha puesto el acento en las posibilidades de futuro que presenta el correcto aprovechamiento de los espacios naturales que comparten España y Portugal y, por ello, también se ha referido a la posibilidad de fijar los instrumentos que permitan una coordinación de mayor nivel en esas zonas.

Estos asuntos, entre otros, serán discutidos durante la cumbre hispano-lusa que tendrá lugar en Zamora a mediados del próximo mes de enero de 2009.  De hecho, los contenidos abordados en el encuentro de hoy sirven como base para fijar parte de la agenda que reunirá en la capital zamorana a los gobiernos de los dos países.

Herrera también ha hecho referencia a la situación que se puede generar a partir de la decisión del gobierno portugués de rebajar su impuesto de sociedades. Así, el presidente de la Junta ha reclamado la puesta a disposición de suelo empresarial barato y con pagos aplazados hasta 20 años para los emprendedores que decidan ubicarse en zonas fronterizas españolas. Asimismo, ha solicitado que las iniciativas que opten por ubicarse en España y cerca del límite con Portugal obtengan mayores porcentajes de ayudas públicas. En tercer lugar, Herrera ha demandado que se mejoren las comunicaciones y las infraestructuras fundamentales en los territorios limítrofes.

La delegación castellano y leonesa, encabezada por el presidente Herrera, ha estado formada por el consejero de la Presidencia y portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, y por la directora general de Relaciones Institucionales y Acción Exterior, María de Diego Durántez.

OTRAS PROPUESTAS DE CASTILLA Y LEÓN

La agenda que Castilla y León ha presentado en la reunión incluye también los principales ejes de la cooperación transfronteriza con Portugal, asuntos todos ellos que serán debatidos en la cumbre de enero. Así, el presidente Herrera ha expuesto las grandes líneas del Plan Regional Valle del Duero y su coordinación con una planificación similar que se está desarrollando en el país vecino. Hay que recordar que el objetivo fundamental del Plan es el desarrollo de una estrategia conjunta para todo el territorio Duero que consiga una protección del territorio tanto en el campo cultural como en el natural; el desarrollo económico y social; la cohesión; la mejora de las infraestructuras; y la defensa de un modelo de crecimiento sostenible y respetuoso con el medio ambiente en el corredor del Duero. En la actualidad el Plan ya ha sido presentado en sus grandes líneas y será aprobado a través de un decreto de la Junta a lo largo del primer semestre de 2009.

Las referencias al desarrollo del Duero han permitido al presidente Herrera abordar el proceso de transferencia de la gestión de la cuenca incluido en el renovado Estatuto de Autonomía. En este sentido, el pasado 15 de octubre se constituyó el Grupo de Trabajo con el Gobierno central y el deseo de la Junta de Castilla y León es que en un plazo no superior a medio año se concrete un convenio inicial que permita cerrar el traspaso en otros seis o siete meses a partir de la firma del documento. Herrera ha hecho especial hincapié en que durante todo este proceso, y tal y como recoge el Estatuto, Castilla y León “siempre colaborará y contribuirá al respeto de todos los acuerdos y Tratados Internacionales que afecten a las competencias que se asuman”.

Junto al Plan Regional Valle del Duero, el segundo gran eje de cooperación transfronteriza entre la Comunidad Autónoma y Portugal es el Proyecto MIT (Movilidad, Innovación y Territorio) que pretende dinamizar el corredor Oporto-Lisboa-Irún localizado sobre el terreno en el eje Aveiro, Viseu, Guarda, Salamanca, Valladolid y Burgos. El objetivo es el desarrollo de las infraestructuras y equipamientos de movilidad y transportes que están construidos o en vías de construcción con la finalidad de atraer nuevas actividades económicas, potencias nuevos asentamientos industriales, crear servicios con mayor valor añadido e incentivar la innovación y el desarrollo tecnológico asociado a los problemas que generan la movilidad de los transportes y las comunicaciones.

Las acciones concretas a desarrollar dentro del Proyecto MIT fueron definidas durante la jornada de trabajo organizada el pasado 17 de noviembre en la localidad portuguesa de Viseu. Estas acciones se agrupan en torno a cuatro ejes principales: uno de carácter logístico Atlántico-Continental que facilite la búsqueda de sinergias entre parques empresariales y plataformas logísticas; la creación de redes de conocimiento tecnológico e innovación para las empresas; la constitución de una red de ciudades sostenibles mediante el fomento de la competitividad y la regeneración urbana; y por último, la puesta en marcha de una red de gobernanza de la cooperación territorial a través de observatorios, promoción de los recursos propios y el turismo sostenible.

En tercer lugar, la agenda de la cooperación transfronteriza planteada por el presidente Herrera incluye lo que el Ejecutivo castellano y leonés define como “cooperación de proximidad”. Es decir, el impulso de los convenios marco entre las instituciones españolas y portuguesas para beneficiar de manera directa a los ciudadanos, a través de la mejora de su calidad de vida y del acceso a los servicios esenciales en las mejores condiciones. Se trata, en resumen, de hacer la vida más fácil a quienes viven en las localidades limítrofes en materias fundamentales como la educación, la sanidad, los servicios sociales, el empleo, la protección civil o las infraestructuras.

IMPULSO DECIDIDO A LAS INFRAESTRUCTURAS

Dentro de este último apartado, Herrera ha puesto sobre la mesa algunas actuaciones concretas que necesitan del apoyo urgente de los estados español y portugués. En cuanto al ferrocarril de alta velocidad, se ha solicitado la ejecución en el período 2010-2015 de la línea Salamanca-Fuentes de Oñoro-Aveiro para tráfico mixto de viajeros y mercancías. A este respecto, el presidente de la Junta de Castilla y León ha recordado que todavía no se ha actuado en este proyecto. También está pendiente la electrificación entre Medina del Campo y Fuentes de Oñoro cuyo estudio informativo se publicó hace más de cuatro años.

En el ámbito de las conexiones viarias de alta capacidad se han destacado dos obras de especial importancia: la conexión entre Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso como continuidad de la autovía A-62 (Burgos-Portugal). Los planes actuales del Gobierno central incluyen anualidades hasta el año 2012. También se ha hecho referencia al otro gran acceso de Castilla y León a Portugal, el corredor del Duero que forma la autovía A-11. De manera concreta, Herrera ha hecho referencia al tramo entre Zamora y la frontera portuguesa donde los diferentes subtramos están en distintas fases de planificación que, a juicio de la Junta de Castilla y León, tienen que ser agilizadas al máximo. Tanto la A-11 como la A-62 son dos conexiones viarias consideradas claves para las relaciones de nuestra Comunidad con las Regiones Centro y Norte de Portugal.

El transporte y la logística son también una prioridad para el gobierno castellano y leonés y así lo ha expuesto el presidente Herrera durante su intervención ante los ministros de Asuntos Exteriores de España y Portugal. De manera específica, se ha hecho referencia al puerto-muelle fluvial de Vega Terrón, situado en la localidad salmantina de La Fregeneda.

Esta instalación es la única de estas características existente en España lo que convierte a Salamanca en una provincia privilegiada desde el punto de vista logístico. A este respecto, se ha recordado un estudio presentado en noviembre de 2006 que concluye la viabilidad para realizar el transporte de mercancías entre Leixôes y Vega Terrón. Para ello es necesario, según ha indicado Herrera, “el compromiso contundente del Gobierno de la nación para vencer las resistencias portuguesas a esta posibilidad de futuro para la provincia de Salamanca”.

CONTEXTO DE LAS REUNIONES PREPARATORIAS

La celebración de la reunión ministerial de esta mañana en Viana do Castelo fue acordada en la anterior cumbre que reunió a los ejecutivos español y portugués en Braga los pasados 18 y 19 de enero de 2008 y constituye un paso fundamental y necesario en el proceso de preparación de la cumbre hispano-lusa que se celebrará en Zamora a mediados de enero de 2009. Esta reunión se enmarca en un contexto de progresiva afirmación de las relaciones entre España y Portugal, en especial para impulsar el concepto de “cooperación de proximidad”.

Con el formato del encuentro al que hoy ha asistido el presidente de la Junta de Castilla y León sólo existe un precedente que tuvo lugar en Zamora en mayo de 2006. Entonces asistieron los ministros de Asuntos de Exteriores de España y Portugal así como delegaciones de las cuatro regiones fronterizas españolas (encabezadas por los respectivos presidentes) y de las cuatro regiones fronterizas portuguesas (que también estuvieron lideradas por sus presidentes).

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.