Aseguró que éste puede ser un buen momento para que tanto el PP como el PSOE “articulen un sistema de plena armonización y homologación de retribuciones de los máximos responsables de otras instituciones como pueden ser las corporaciones locales o corporaciones provinciales”.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera

Juan Vicente Herrera adelantó hoy que las medidas tomadas por el Gobierno central en materia de reducción del gasto público afectarán en la región a más de 170.000 empleados públicos y a más de 700.000 pensionistas. Asimismo, Herrera reiteró la intención del Ejecutivo autonómico de colaborar en esta nueva andadura y para ello auguró un recorte en el salario de los miembros que conforman el Consejo de Gobierno de la Junta. “Los primeros que vamos a dar la cara somos los responsable políticos”.

Sin embargo, la decisión del recorte salarial está a expensas de lo que ocurra en el Consejo de Ministros porque “efectivamente una mínima prudencia nos exige para comenzar”, puntualizó Herrera. El presidente de la Junta también quiere que este recorte afecte a los altos cargos de otras instituciones. Para ello, aseguró que éste puede ser un buen momento para que tanto el PP como el PSOE “articulen un sistema de plena armonización y homologación de retribuciones de los máximos responsables de otras instituciones como pueden ser las corporaciones locales o corporaciones provinciales”.

Herrera confesó que si la crisis exige un durísimo sacrificio a los ciudadanos, a las familias y a las empresas, los políticos deben ponerse a la altura de las circunstancias y sumarse al carro de las soluciones drásticas. Asimismo, el presidente de la Junta recordó que las medidas adoptadas por José Luis Rodríguez Zapatero “no tienen precedentes” y que ponen de relieve una “situación dramática” de la que el presidente del Gobierno no ha hecho partícipes a las administraciones autonómicas y locales.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León se reunirá mañana en Valladolid y según manifestó Herrera aprovecharán para “reiterar que esta Comunidad ha sabido hacer sus deberes” ya que en el mes de septiembre advirtiendo la dureza de la situación tomaron medidas previsoras. “Teníamos posibilidad de llegar a unos límites de déficit y a unos límites de endeudamiento que a pesar de las críticas que se produjeron nosotros no consumimos”, señaló Herrera.

El presidente de la Junta insistió en que es un momento “complejo” y parece ser que “ayer se produjo un cambio de 180 grados del conductor suicida de un autobús en el que vamos todos los españoles”. Por ello, el Ejecutivo regional va a exigir que los plenos no se llenen los puntos del orden del día con mayores exigencias de gasto público. “Más gasto público por favor no y lecciones acerca de gasto social tampoco”, concluyó.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.