Greenpeace denunció hoy en Vitoria el intento de Nuclenor, empresa que gestiona la central nuclear de Santa María de Garoña (Quintana Martín Galíndez, Burgos) de realizar una recarga de combustible de uranio en la central en las próximas semanas. Así, señalaron que puesto que la duración de ese combustible es de dos años, la central forzaría así la concesión de una nueva prórroga por parte del Gobierno. El permiso de explotación de esta instalación atómica finaliza el 5 de julio de 2009.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.