El piloto español Fernando Alonso (Renault) alcanzó un podio 14 carreras después de su última presencia en los puestos de honor en el Gran Premio de Singapur, en una prueba dominada por el inglés Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), que salió desde la ‘pole position’ y que en ningún momento vio peligrar su triunfo.   El vigente campeón del mundo cuajó una carrera sólida y sin errores que le permitió alcanzar la undécima victoria en su palmarés en la Fórmula 1. El británico no paso apuros en una salida que tuvo como grandes perjudicados a los Red Bull de Sebastian Vettel -salía segundo- y Mark Webber -cuarto-, que se vieron sobrepasados por Nico Rosberg (Williams) y Fernando Alonso (Renault), que alcanzó la tercera posición en la curva tres.

   Sin embargo, el poderío exhibido por el asturiano en los primeros metros se vio limitado por el talento de Vettel que sacó de la trazada al bicampeón y permitió a su compañero Webber y a Timo Glock (Toyota) retrasar al español hasta la sexta posición en la primera vuelta.

   Los errores de los rivales de Alonso por el podio comenzaron a catapultar al español a plazas más delanteras. Webber se salió de pista y justo antes del primer repostaje Adrian Sutil (Force India) golpeó con su monoplaza a Nick Heidfeld (BMW-Sauber), que 41 carreras después abandonaba una carrera. Este accidente provocó la salida del ‘safety-car’ en un momento delicado.

   La suerte se alió con Fernando Alonso, puesto que no había repostado, pero mantuvo su posición por estar muy cerca del ‘pit-lane’ y continuó en la quinta posición. Otro rival del bicampeón por el podio, Nico Rosberg, se saltó acortó su salida del ‘pit lane’ y fue sancionado con un ‘drive through’ que le relegó hasta la decimocuarta posición, lugar en el que luchó con el español Jaime Alguersuari.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.