Recientemente algún medio se hacía eco de voces contrarias a la Autonomía de Castilla y León. Dichas voces provenientes de sectores leonesistas atacaban los pasos seguidos para la creación de la autonomía marcados por la Constitución. Lo cierto es que la Constitución Española de 1978 reabrió para Castilla y León la puerta de la autonomía, una puerta que cerró la Guerra Civil y la posterior Dictadura. Se abrió un proceso de creación de autonomías en el que las provincias y sus municipios, decidieron su integración, o no, a una entidad territorial superior llamada Comunidad Autónoma.

Así fue el proceso en Castilla y León, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora dijeron SI a Castilla y León. El caso de Segovia fue distinto, no se pronunció a tiempo, ni a favor ni en contra, si bien el Ayuntamiento de Cuellar terminó inclinando la balanza del lado de Castilla y León, pero en cualquier caso no se cumplieron los plazos para formalizar el posicionamiento de la provincia a tiempo y por eso se acudió al mecanismo constitucionalmente establecido. En León tampoco hubo mayor discrepancia puesto que León cuando tuvo que pronunciarse lo hizo favorablemente a Castilla y León. Las antiguas provincias de Santander y Logroño (actualmente Cantabria y La Rioja), que llegaron a formar parte del Ente Preautonómico de Castilla y León, decidieron libremente desvincularse del resto de provincias que finalmente formaron Castilla y León. Nada ni nadie impidió que cualquier otra provincia hubiese seguido los pasos cántabros y riojanos.

Algunos leonesistas defienden la autonomía para lo que llaman “Reino de León”, reino bajo el que se fundó la ciudad de Valladolid a manos del conde leonés Pedro Ansúrez, ¿pero hablan del Reino de León que incluía a toda la actual Castilla y León?, porque existió, ¿o hablan del que incluía las provincias de León, Palanca, Salamanca, Valladolid, Zamora y parte de Ávila?, porque también existió, ¿o acaso hacen referencia a una provincia de León independiente?, ¿o bien hacen referencia a un León, Zamora y Salamanca como integrantes de un reino leonés que históricamente jamás ha existido? Es peligroso jugar a reescribir la historia de forma tan caprichosa y arbitraria.

El discurso leonesista se sustenta en dos frentes, el primero se resume en la creencia de que la provincia leonesa fue incluida en la autonomía contra su voluntad. Este primer frente es a todas luces incierto como hemos indicado ya anteriormente, se siguieron los pasos constitucionalmente establecidos y se respetó escrupulosamente la voz de cada castellanoleonés a través de su respectivo ayuntamiento.

El segundo frente del discurso leonesista, creemos que inspirado en aquello de que mejor cabeza de ratón que cola de león, se resume en una sola palabra, “victimismo”, es decir, culpar el centralismo ejercido por Valladolid y la Junta de Castilla y León como fuente de todo mal, agravio e injusticia, si bien según convenga las críticas se quedan en Valladolid o bien se extienden a lo que en alguna ocasión han llamado como “eje castellano de Valladolid, Palencia y Burgos”. Es un hecho por ejemplo el que la provincia leonesa lleve décadas perdiendo población, aquí lo fácil es culpar a otros de nuestros problemas y quedar como los salvadores, pero cuando el problema no está únicamente fuera de León sino también en el propio León este tipo de discursos terminan volviéndose contra uno mismo, recordemos que la UPL está sufriendo una alarmante pérdida de votos a la vez que atraviesa una gravísima situación interna. El problema está en Valladolid, pero no son los vallisoletanos los que eligen los representantes de las restantes 8 provincias, el problema también está en León, en Segovia, en Salamanca, en Zamora, en Burgos, en Soria, en Palencia y en Soria, el problema son los políticos que elegimos en todas y cada una de nuestras nueve provincias que poco o nada hacen por nuestra tierra ni en nuestros respectivos Ayuntamientos, ni en Valladolid como sede de las instituciones autonómicas de gobierno-. Son incapaces de frenar nuestra despoblación, nuestro abandono institucional, nuestra falta de industrias, nuestra insuficiente red de infraestructuras, parecen más preocupados en hacer carrera política y realizar falsas promesas que en luchar por su tierra. Insistimos, lo fácil es culpar a otros de nuestros problemas, fomentar el odio y el enfrentamiento, lo difícil es hacer críticas constructivas, proponer, trabajar, luchar, exigir el cumplimiento de las promesas electorales. Lo más grave es cuando ese odio fomentado por partidos políticos trasciende a otros ámbitos de la sociedad, es bastante triste comprobar como determinados políticos son los primeros en promover el odio, el insulto y el enfrentamiento en otros campos de la sociedad como el deporte.

Volviendo a nuestro Gobierno Autonómico y a la oposición, ¿para qué se van a molestar nuestros políticos en invertir en Soria o en Zamora si apenas van a ganar votos y peso político si nos podemos centrar en León o Valladolid que da mayores rendimientos políticos? Por no hablar de zonas periféricas como Treviño, Posada de Valdeón, Agallas, etc.. Algunos también pensarán que ¿para qué volcarnos en Castilla y León si convienen mucho más volcarse con otras autonomías antes que con Castilla y León? Así es difícil crear y vertebrar Región, nuestro propio Gobierno Autonómico y la oposición son los primeros en desunir a los castellanoleoneses. Unidad Regionalista de Castilla y León aspira a gobernar en Castilla y León y demostrar que hay otra manera de hacer las cosas, que nuestras nueve provincias deben trabajar unidas y de forma coordinada, debemos recuperar nuestro orgullo como región fruto de siglos de historia común y exigir a nuestros políticos que sitúen a Castilla y León, sus provincias, comarcas y municipios donde realmente deben estar, no queremos que Castilla y León sea más que nadie, pero tampoco permitiremos que sea menos.

Albano de Manuel Betegón

Comisión Permanente – URCL

Unidad Regionalista de Castilla y León

31 Comentarios

  1. No se para qjue creais un partido, coalición o lo que sea vuestro rollo para defender este Ente Autonómico que anula los recursos económicos y culturales de las tres provincias leonesas, si ya existen la Junta y la Fundación Villalar, para tergiversar y anular la iddentidad del País Leonés.
    Salamanca, Zamora y León, os darán siempre la espalda, y más empezando contando tanta mentira.
    Salud al Reino de León.

  2. ¿Como se puede acusar de victimismo en una provincia que ha sido relegada a la cola es España desde que existe la actual autonomía?
    Lo de la provincia de León no es victimismo, y lo de Zamora mucho menos, es la realidad, una realidad que solo ha conseguido arruinar a las tres provincias leonesas en favor de las castellanas.

    La historia es la que es. La que se inventa para justificar la actual autonomía si que es reescribirla a base de mentiras, que solo buscan seguir acabando con la identidad leonesa para que desde Castilla les sigan robando los recursos naturales y humanos. Una historia reescrita a medida para que Zamora siga con su despoblación año tras año, y las otras dos provincias leonesas la acompañen en el debacle.

    Es un insulto a la inteligencia de los zamoranos, y del resto de los ciudadanos del País Leonés, justificar la actual autonomía.

  3. lo lleváis claro, para empezar en esta comunidad existen 2 regiones, así que ya os váis cambiando el nombre del partido.
    “castellanoleoneses” pero quién va a querer llamarse eso? xDD
    Eso de que en León no se puso oposición a esta autonomía… Hola? tierra llamando a unidad regionalista de caspillalirón!
    Cuando se habla de reino de león, en términos autonomistas, no se refieren a ese reino del que nació portugal, o q incluía galicia, asturias, ni a aquel que logró reconquistar Toledo,no. Se refiere a la región leonesa creada en1833 (al mismo tiempo que el resto de regiones españolas) y que está formada (pues la ley no está derogada) por las actuales provincias de León Zamora y Salamanca.
    Por último, mucho cuidado con medir el sentimiento leonesista a través de los votos que pueda sacar la UPL, pq os podéis llevar una sorpresa, las juventudes socialistas son muy leonesistas y las nuevas generaciones del PP si no fuera porque les paran los pies dentro de su partido, otro tanto de lo mismo.
    Aquí nadie está desuniendo a los “castellanoleoneses” (qué mal suena! me da grima hasta escribirlo), porque nunca han estado unidos.
    Y de victimismo nada, exigimos lo que es justo.
    Hartos de ser el culo de España.
    Un saludo

  4. Desde luego Unidad Regionalista de Castilla y León tiene toda la razón, no sé de qué nos quejamos los leoneses, sobre todo los zamoranos, puesto que desde que formamos parte de esta Comunidad apenas existe paro en ella ya que toda la juventud emigra para encontrar trabajo por lo que cuando se quedan en paro engrosan las listas de otras provincias más afortunadas.

    Tampoco tenemos ningún derecho a quejarnos puesto que esta “gran comunidad que no se puede romper” ya salió del objetivo 1 comunitario ya que nuestra renta ha subido considerablemente, el pequeño detalle de que la renta de Zamora sea un 72% de la renta media europea mientras la de Valladolid o Burgos es del 111% de la renta media europea es solo es, un “pequeño” detalle ¿qué son 39 puntos porcentuales de diferencia? Sencillamente la diferencia entre la metrópoli y las colonias pero, ya se sabe, eso es victimismo porque “nos quejamos de vicio”.

    Además, queda claro que eso es solo cosa de “cuatro leonesistas locos” entre los que, al parecer se encuentran Ciudadanos de Burgos y Soria Autónoma, hay que ver como son los leonesistas, ya han conseguido “llevar a su redil” a Burgos y a Soria. ¡Es que son insaciables!

    Hablando en serio, el artículo este “hace aguas” por todas las esquinas. Para empezar NUNCA se consultó a los habitantes de las provincias que conforman esta comunidad sino que fueron los políticos quienes se lo guisaron y se lo comieron y, por lo menos en la provincia de León, se repitieron votaciones, se suspendieron acuerdos y se convocaron reuniones de madrugada en las que se obligó a votar a mano alzada después de haber ejercido diversas presiones sobre los cargos electos.

    En cuanto al ámbito del Reino de León que reclamamos es muy sencillo, quienes estamos en desacuerdo con esta Comunidad, además de estar en nuestro perfecto derecho puesto que los políticos de este país se han hartado de decir que “en ausencia de violencia se puede hablar y discutir sobre todo” y, hasta la fecha, los leoneses y leonesistas somos gente de orden, nos remitimos a la Constitución Española de 1978 y lo único que EXIGIMOS es que se cumpla escrupulosamente.

    La CE consagra el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones de España y, lógicamente, solo puede referirse a las regiones que existían en el momento de su promulgación, el 6 de Diciembre de 1978 y en aquel momento la división provincial y regional que se hallaba en vigor (y que sigue estándolo hoy en día puesto que nunca fue derogada) es la Ley de 1833 de Javier de Burgos que entre otras regiones diferencia las siguientes:

    Castilla la Vieja formada por las provincias de Santander, Burgos, Logroño, Soria, Segovia, Ávila, Valladolid y Palencia

    El Reino de León por las de León, Zamora y Salamanca.

    Como queda dicho es ABSOLUTAMENTE FALSO que se respetara la voz de cada castellanoleones por dos razones, la primera porque antes de la invención de esta autonomía, que ni es “región” (puesto que lleva en su nombre una conjunción copulativa que, por definición, une entre sí conceptos o frases de la misma importancia y rango) ni es “comunidad” puesto que es el ente administrativo más insolidario de la península, no se podía llamar a nadie “castellanoleonés” y la segunda porque JAMÁS se consultó al pueblo luego nadie pudo respetar una voluntad que se ignoró porque ni siquiera se dió la posibilidad de opinar.

    En el caso concreto de la provincia de León, la Diputación hizo una encuesta no vinculante en la que se dieron diversas opciones y el resultado fue que mayoritariamente los leoneses establecieron sus preferencias en el siguiente orden:

    1º Autonomía de las tres provincias leonesas
    2º Autonomía uniprovincial
    3º Autonomía conjunta con Asturias
    4º Autonomía conjunta con Galicia
    5º Autonomía conjunta con Santander
    6º Autonomía con Castilla

    No tengo a mano los porcentajes pero las opciones 1 y 2, y sobre todo la uno, eran claramente mayoritarias mientras que la última opción, la de ir con Castilla, era prácticamente testimonial por lo poco apoyada.

    Por qué se eligio la menos deseada sigue siendo un misterio para muchos aunque a la vista de lo bien que le ha ido a Valladolid en estos años de “comunidad” podríamos imaginar que la inclusión del Reino de León en esta autonomía solo respondió al interés demostrado por los cerealistas de la provincia de Valladolid y algún político nacional muy vinculado a dicha provincia de que ésta se encontrase “en el centro de algo” para acaparar todas las instituciones y los puestos de trabajo que estas llevan aparejados.

    Y por último, hablar de “siglos de historia común” es una falacia puesto que la única historia común que tienen las nueve provincias que forman esta comunidad es la de los últimos 27 años.

    Confundir el hecho de que las coronas de León (Galicia, Asturias, el Reino de León propiamente dicho y la Extremadura Leonesa) y de Castilla (Castilla la Vieja, Castilla la Nueva, el País Vasco y Castilla la Novísima o Andalucía) tuvieran el mismo rey, cuando cada reino seguía conservando sus propias leyes, es pretender manipular la historia y hacernos comulgar con ruedas de molino.

    Tenemos una historia común, si, la de todos los intentos de Castilla para independizarse del Reino de León (separatistas desde el principio) y las guerras e invasiones de los territorios leoneses por parte de Castilla (el cerco de Zamora es buena prueba de ello, para los castellanos Vellido fue un traidor cuando lo único que hizo fue cumplir con su obligación de caballero de servir y defender a su reina de los invasores por lo que para los leoneses es un héroe).

    Dicho lo anterior, está claro que Castilla y León tienen futuro y que éste solo puede ir por un camino: Castilla y León…. DISOLUCIÓN!!!

  5. Que somos una unidad territorial, unidos por la historia?si siempre nos hemos llevado a matar, y es que nos han juntado con vosotros!!!que tie que ver un berciano-ancares como yo con uno de soria o avila??que tien que ver congosto, o la peña de ferradillo o la cruz del ferro con gredos o peñalara. LOS LEONESES SI COMPARTIMOS UN PAISAJE Y UNA HISTORIA EN COMUN, Y EL ANELADO DESEO DE PROSPERAR SIN QUE NOS ROBEN LO QUE ES NUESTRO.
    UN PARTIDO REGIONALISTA DE C Y LEON, PERDONE QUE ME RIA.
    PUXA L´NUESU REINU, UNIDA PA TOS LES LLIONESES, E SIN CASTIELLA GRACIES.

  6. Partimos del art. 2 de la CE, el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones. ¿Qué regiones? Pues las que se encuentran vigentes en ese momento, las de Javier de Burgos: Reino de León: León, Zamora y Salamanca.
    El término León puede referirse: a la ciudad, a la provincia o a la Región Leonesa. El término Reino de León puede referirse a la Región Leonesa de Javier de Burgos o al Reino histórico de León nacido en el 910 cuyas fronteras fueron variando a lo largo de la historia. En todos los casos habrá que estar al contexto para saber de cual de ellas nos están hablando. Es decir, además de leer u oir hay que entender lo que se lee o se oye.
    Veamos pues quienes falsean la historia, la retuercen o tergiversan a su antojo:
    El proceso autonómico leonés (ya sea en su acepción como provincia o como Reino de León) se gestó en despachos de espaldas a la ciudadanía. Especialmente sangrante es y fue en lo que atañe a la provincia de León (no olvidar que la iniciativa según la CE corresponde a cada provincia) tal y como a continuación demostraré:
    Las opciones de los partidos políticos tras las primeras elecciones de 1977:
    -PCE: León con Castilla
    -UCD: Según Julio César Rodrigo de Santiago: “En cualquier caso será el pueblo leonés el que decida” (insinuando un referéndum, en el consabido de que el pueblo leones quería la autonomía propia)
    -PSOE: No integración con Castilla. Según Baldomero Lozano aunque inicialmente defendió una integración con Castilla adelantó que en caso de unirse león con castilla de no respetarse sus peculiaridades antes de 10 años surgiría aquí otro Euskadi. (Creo que no se confundió salvando las distancias, en este caso un Euskadi fabricado por los políticos). Estas declaraciones son esclarecedoras del sentimiento popular que detectó. Más adelante se convertirá en un defensor a ultranza de Léon sólo.
    -Alianza Popular: Defendía un referéndum.
    -Partido Socialista Popular: León con Zamora y Salamanca.
    -Otros partidos de extrema Izda manifiestan opiniones dispares.
    -Extrema derecha: en todo caso León sólo.
    18 de Marzo de 1978, se produce la primera manifestación en contra de la autonomía con Castilla ante la próxima aprobación de la Preautonomía en Madrid y el 2 de Junio de 1978 se produjo la aprobación de la Preautonomía en Madrid. ¿Si se hubiera planteado la Preautonomía de la Región leonesa hubiera sido este el resultado? (Recordar que la Región vigente es la de el Reino de León).
    Opciones de los partidos ante las elecciones generales y municipales de 1979, opciones mantenidas durante las campañas electorales:
    -PCE: León con Castilla
    -UCD: mantiene cierta indefinición, Martín Villa y otros insinúan un referéndum para no ir en contra de la voluntad del pueblo.
    -PSOE: Baldomero Lozano: Se pronunció favorablemente a la autonomía leonesa llegando a afirmar: “tengan ustedes la plena seguridad de que los diputados y concejales que el PSOE obtenga en las elecciones defenderán la opción autonómica León sólo. Tras las elecciones muere Baldomero en un accidente. Durante la campaña electoral se defiende León sólo.

    Tras las elecciones de 1979 se realizan varias encuestas a fin de obtener un sondeo sobre la voluntad de los leoneses de la provincia de León. En ellas las opciones preferidas son león sólo o con o con Zamora y Salamanca. Ninguna observa como primera opción León con Castilla.
    Pasadas las elecciones UCD es el ganador.
    Martín Villa se pronuncia a favor de la autonomía leonesa y remarca que “todas las decisiones que afecten a la autonomía tiene que proceder de la voluntad popular. (insinúa un referéndum del que hablan otros políticos). Para él en rueda de prensa “la autonomía de León para UCD, no es, ni lo será nunca, una cuestión de partido sino una cuestión leonesa. Precisamente cualquier conexión con provincias o regiones vecinas favorecería UCD como partido”.
    UCD en acuerdo de 27 de marzo de 1979 adopta la opción Castilla-León. Como la decisión ha de ser adoptada por ayuntamientos y Diputación ese mismo acuerdo recoge “recomendar” esa opción a los representantes en esas instituciones. Y es lo que se hace el 13 de abril de 1979 (al siguiente de la manifestación) en la reunión mantenida Escuela de Ingeniería Técnica Agrícola con estos representantes. (-Mandato de partido para defender sus intereses). El día antes se produce una manifestación en contra de la integración con Castilla de unas 10.000 personas, esto no importa a los políticos.
    Pasadas las elecciones, el PSOE en congreso de 15/XI/79 resuelve:
    La opción león solo encubre dejar la provincia al margen del proceso autonómico en manos de la derecha. Continúa concluyendo que se han de establecer contactos inmediatos con Asturias, Zamora y Salamanca y Castilla la Vieja (-Es decir no importa con quien haya de unirse ni la voluntad de los leoneses a quienes representan sino que la provincia no quede en manos de la derecha; –intereses partidistas a corto plazo).
    El congreso de diciembre de 1979 habla sólo de león con Castilla (seguramente por ser la opción planteada en la preautonomía y que servirían a sus intereses).

    Visto el giro político se produce una multitudinaria manifestación el 12 de abril de 1980 a favor de la autonomía leonesa.
    A continuación se producen las votaciones de UCD en los ayuntamientos, contrarias a la opción popular, a mano alzada (no secretas para ver quien contradice el mandato del partido) y con falta de quórum suficiente pues muchos de los contrarios a la “recomendación” optaron por no asistir, lo que fue solucionado con la imprecisión de actas al respecto y un sinfín de atropellos para llegar al resultado deseado por Martín Villa con UCD y que también convenía al propio PSOE.
    Finalmente León se integra en el órgano preautonómico castellano y leonés.
    Tras la entrada en funcionamiento del órgano preautonómico castellano y leonés, a cuya creación contribuyó la Diputación Provincial de León en su acuerdo de de 16 de abril de 1980, la misma institución leonesa revocó en 13 de enero de 1983 su primer acuerdo, justo cuando el proyecto de Ley Orgánica entraba en el parlamento español. La existencia de acuerdos contradictorios y cuál era el válido fue resuelta por el Tribunal Constitucional en la Sentencia 89/1984 de 28 de septiembre a favor del primero por entender que una vez integrada la provincia en dicho órgano es dicho órgano el que debe adoptar la decisión. Tras dicha Sentencia se produjeron en León diferentes manifestaciones, algunas numerosas, a favor de la opción León sólo, que según algunas fuentes congregó a un número cercano a los 90.000 asistentes, siendo esta la mayor concentración celebrada en la ciudad en la Democracia hasta la posterior al 11M.
    -Como puede observarse es un proceso plagado de traiciones, de decir hoy lo que el pueblo quiere escuchar para recoger votos y hacer mañana lo que le interesa al partido sin importar a quienes se está representando y esta es la realidad de la cuestión leonesa. Esta historia no la cuentan los castellanoleonesistas porque es la parte de la historia que no les interesa y como tan descaradamente los políticos vendieron a su pueblo por seguir montados en el coche oficial gracias al partido cuyos intereses tan bien habían sabido defender.
    -Respecto a las provincias leonesas de Zamora y Salamanca tampoco se les dio la opción de elegir, directamente fueron incluidas en la preautonomía aún a sabiendas de que pertenecían a la Región “Reino de León”. Si la CE reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones ¿Por qué se crea una autonomía birregional y se plantea su preautonomía sin consultar a los integrantes de dichas regiones, si se unen dos regiones será para algo, para salir fortalecidos, y lo único que hacemos es ser cada día menos, más débiles y más pobres. A cambio unos pocos siguen en el puestín y con el sueldazo. Temo que los intereses fueran ajenos a cualquiera de las tres provincias leonesas y lo ocurrido en el proceso autonómico de la provincia leonesa es la prueba.
    -Seguramente la opción de León sólo era elegida por la ciudadanía y los políticos en la provincia de León como mal menor ya que la preautonomía impuesta incluía las tres provincias, y la iniciativa para salir de ella correspondía a cada provincia. Este ejercicio de tener que salir de una preautonomía no se exigió a otras regiones.
    Dice Francisco Tomás y Valiente en el Prólogo de El Antiguo Reino de León cuyo autor es Anselmo Carretero Jiménez: “En más de un caso, y desde luego en el de León y Castilla, su composición (no quiero hablar de fronteras) se discutió, porque era discutible con la mano en la historia, y no siempre se acertó. Mitos, embrollos, secuestros y olvidos puede que tuvieran ahí su nido. Pero también intereses partidarios, caciquismos locales y provinciales, equilibrios electorales y repartos de zonas de influencia, fueron claves de un presente político apresurado y frívolo en ocasiones. Es muy posible, por lo que a León (reino leonés, país leonés) se refiere, que su inserción en la actual comunidad fuera un error y no sólo acaso por razones historicistas”.
    ¿Es este un modelo de integración a exportar? No creo que nadie en su sano juicio exportara la integración leonesa a niongún otro ámbito porque no resulta ejemplar precisamente.
    Que me expliquen que parte de la historia es la que se está utilizando de forma “caprichosa”.
    Ahora sólo queda salir de una autonomía en la que nunca debimos ser incluidos.

  7. Pero hombre, estáis pelín nerviosos con el tema leonés y del leonesismo. Se conoce que no os tragáis ni vosotros toda esa sarta de memeces que contáis. León voto a favor de esta autonomía, naturalmente, tuvo que venir el sr. Martin Villa (ex ministro franquista) para persuadir a los ayuntamientos de a donde y como tenían que dar su voto. Ignoramos por qué León era importantisima y vital para la creación de esta autonomía y el futuro de España y Logroño y Santander no. Que le vamos a hacer. El sentir de los leoneses sin embargo era de sobra conocido por los políticos, las encuestas de la época daban un “entusiasta” 8% a favor de la unión de León con castilla frente a a un 67 por ciento de una autonomía leonesa y el resto repartido en otras opciones como la unión con Galicia o con Asturias. Todo esto está en las hemerotecas por si se quieren ustedes enterar. Posteriormente los ayuntamientos más importantes de la provincia y la diputación leonesa pidieron ser constituidos en una autonomía uniprovincial, pero nos OBLIGARON a estar en esta unión antinatural y absurda con Castilla. De esos barros estos lodos. Comparar León como estaba entonces en comparación con las regiones vecinas y como están ahora es para echarse a llorar y lo peor de todo es que ni siquiera (salvo los de Valladolid naturalmente) nadie se cree esta autonomía. Tanta destrucción para nada, el único beneficiado es una cosa que ya se preveía que se beneficiase, es decir, la provincia de Valladolid. Todo lo demás es un invento ridículo y patético para justificar lo injustificable, que es la existencia de la autonomía de Castilla y León. Harían ustedes bien en dedicarse a menesteres más productivos. Viajen y conozcan regiones vecinas como Galicia o Asturias y aprendan lo que es una región y aprendan porqué el ente “Castilla y León” no funciona. La razón es que es un invento, una nadería un absurdo. Y la mejor manera de que leoneses y castellanos salgamos de esta nada es que cada uno siga su camino y nos pongamos a construir un camino juntos dentro de españa pero en instituciones autonómicas separadas. Sabemos que hoy en día esto es casi una utopía, pero mucho más duro y más dificil es seguir con este sinsentido institucional que ya dura demasiado tiempo. Un saludo.

  8. Cómo escuecen las verdades … mucha razón llevan los de URCL. Porque tampoco merece la pena salir cada dos por tres al paso de las declaraciones de los sectores leonesistas (porque sería darles un importancia que no tienen y que cada vez están perdiendo más), pero de vez en cuando toca salir y decirles cuatro verdades como puños.

  9. ¿Referendum? ¿Por qué? ¿Acaso la UPL arrasa en las elecciones en León? NO, es más, está en clara descomposición. En Zamora es inexistente. Zamora es castellanoleonesa. Nadie obligó a nadie a incluirse en Castilla y León, no podemos estar haciendos referendums porque lo pidan cuatro marginados.

    ¡VIVA CASTILLA Y LEÓN!

  10. Entiendo los recelos existentes en Leon , como los que parecen aflorar ahora tambien en Zamora sobre esta autonomia ilogica. Soy castellano pero no puedo ser castellano y leones como un cacereño no puede ser extremeño – andaluz .

    La politica depravada trae estas consecuencias , en Castilla , en Leon , en todos los lugares.

  11. ¿Ilógico? ¿Valladolid qué es? ¿castilla o león?, ¿y Palencia?, y ¿Zamora? … ¿podrías trazar una raya que defienda como válidas las fronteras defendidas por la UPL? NO HAY UN SÓLO ARGUMENTO HISTÓRICO, Castilla es León y León es Castilla, por eso CASTILLA Y LEÓN ES UNA REGIÓN HISTÓRICA.

  12. españa se independiza de españa y ya no hace falta crear un nuevo regiòn con sus funcionarios y mandamos a a comuna antinacionalista zamorana a paseo por melillllla de carrriòn,que no sabìa yo ques existìa y si de la otra de la ciudad mais española que nadie que se llllama melillllla y es very bonita
    viva zamora y viva portobelllo road y a batalllllllllllllla de inglaterrrra,si os inglaterrrra no hubieran sido muy very unidos nunca hubieran ganado a hitler y con la ayuda de as sardinhas de portugal
    y os gringos¡

  13. Sí “lógico” si se puede trazar una línea “por las fronteras defendidas por la UPL” (y por otra mucha gente que nunca estuvo ni en UPL ni en partido alguno pero tiene memoria y estudió el bachillerato en tiempos de Franco).

    La Constitución de 1978 es muy clara, otorga el derecho a la autonomía a las “nacionalidades y regiones”. Lo de “nacionalidades” fue un guiño a los nacionalismos pero lo de “regiones” estaba muy claro, eran las regiones españolas existentes en el momento de promulgación de la Constitución, es decir el 6 de Diciembre de 1978.

    En dicha fecha, además de otras muchas regiones había dos perfectamente delimitadas, una era Castilla la Vieja que comprendía las provincias de Santander, Burgos, Logroño, Soria, Segovia, Ávila, Valladolid y Palencia y la otra era el Reino de León (pues éste es el nombre que le da la Ley de Javier de Burgos de 1833 que es la que establece la división regional y provincial y que hasta la fecha no ha sido derogada) formado por las provincias de León, Zamora y Salamanca.

    Suele estar bien tener memoria pero nunca está de más, repasar libros y mapas antes de hacer afirmaciones temerarias.

  14. No creo que el debate este en la materia de los limites. Esa excusa tan socorrida que siempre sale a relucir cuando ya escasean las ideas trayendo la socorrida querencia de los límites medievales en torno a Valladolid o Palencia. Hay un libro de Cela “Judíos, Moros y Cristianos” cuyo prologo a este respecto puede ser muy ilustrativo. Digo que el criterio de límites no es válido por cuanto que esto en la constitución de otras comunidades autónomas no ha servido de excusa pueril para constituir comunidades autónomas singulares. Pensemos en el caso de Navarra y el País Vasco y las concomitancias históricas y de todo tipo entre ambas ¿Por qué Navarra y el País Vasco son autonomías diferentes y León y Castilla, no? ¿Por qué criterio lábil la predica vale en algunos puntos de España y aquí no para nosotros los burgaleses, cabeza siempre de Castilla?
    Pero tampoco sería extraño pensar, dado que se anteponen las provincias de Valladolid y Palencia como reclamo para la constitución de esta comunidad, pensemos por un momento a que limites de toda índole debamos acogernos para que Cantabria (El puerto de Castilla) o La Rioja (La cuna del castellano) no esten integradas en Castilla y eso no se reivindica ¿Acaso han sido, fueron regiones diferenciadas algún día en la estructura territorial española?

    Seguramente deberíamos los castellanos, no creo que los leoneses, plantearnos las razones de la marcha de Santander y de Logroño de esta autonomía y no vender excusas débiles sobre límites y ñoñerías de cualquier tipo.

  15. El acudir al argumento de qué entra o deja de entrar en la supuesta región de León no es el último argumento, pero sí es uno de los más gráficos. Argumentos hay muchos, muchísimos, tradiciones, historia, siglos de convivencia en común, idioma, geografía, etc.

    Zamora ye castellanoleonesa!

  16. La verdad es que, aun siendo zamorano, no tenía ni idea, perdonen mi ignorancia, de toda esta lucha de poderes entre castellanos y leones. Desde que tengo uso de razón, yo ya conocí la comunidad autónoma de Castilla y León… pero estoy de acuerdo con algunos comentarios que se han hecho, es verdad que nada tiene que ver un zamorano como yo con un soriano.

    Mi conclusión tras leer todos los comentarios es que, dentro de mi, se ha despertado una gran curiosidad por analizar mi propia comunidad, pero ya adelanto que me convence más la idea del Reino de León (León, Zamora y Salamanca) sin Castilla, a la cual le debo mis respetos y fué bonito mientas duró, pero los tiempos y los sentimientos cambian, y seguro que sin ellos no iría mejor a los “leoneses”.

    Por cierto, aunque soy zamorano, vivo en Barcelona pero me comprometo que si conseguimos que se reconozca el Reino de León como autonomía, vuelvo a mi tierra para trabajar por y para mis paisanos

  17. Es curioso, pasado el tiempo, y después de leer todos los comentarios, los que defienden la Comunidad de Castilla y León sus argumentos o se basan en insultos y descalificaciones o son tán débiles que han quedado fácilemnte desmontados.

  18. ¿Insultos y descalificaciones? ¿Donde ves uno? Echa un ojo a los comunicados de UPL/PREPAL. Los de UPS son lo de menos puesto que van al sol que más calientan, ayer defendían Castilla y León, hoy en contra y mañana vuelta a la defensa de la región castellanoleonesa. Y CiBu son el carreterismo puro y duro sin absolutamente ningún peso, menos incluso que el prepal, ya es decir.

  19. De todas formas la mejor forma de destruir algo es desde dentro.
    Yo hace 27 años que sigo esperando que nos consulten a los leoneses despues de una manifestación que se cifro en 100000 personas.
    Esta eslña democracia castellana en estado puro.
    Id a llamar a los riojanos y cantabros que ellos si que son castellanos.
    NO HAY PAN PARA TANTO CHORIZO CASTELLANO!!!!!!!!!!!!!!
    Para casposa esta comunidad, pueblerina y paleta.
    Yo jamas voy a mover un dedo ni nadie de mi familia. Cuando me preguntan o me dicen siempre aclaro SOY SOLO LEONÉS.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.