• Los populares proponen suprimir el “pensionazo” y plantean al Gobierno que recorte de “otro sitio” los 1.500 millones de euros que quiere ahorrar con la medida
  • La propuesta del PP hace una encendida defensa del “Pacto de Toledo” y define la congelación de las pensiones como “una injusticia y una arbitrariedad”

El Partido Popular quiere “descongelar” las pensiones y que los pensionistas españoles incrementen sus retribuciones con arreglo al IPC. Para ello, acaba de registrar en el Senado una proposición de Ley en la que propone una modificación del “decretazo” para dejar sin efecto la congelación de las pensiones.

A tal fin, los populares plantean la supresión del capitulo ll, “Medidas de Seguridad Social”, del Real Decreto Ley 8/2010 de medidas extraordinarias para la reducción del déficit.

En la exposición de motivos, el Grupo Popular del Senado hace una encendida defensa del Pacto de Toledo, que se firmó en el año 95, y asegura que uno de los elementos claves del mismo fue garantizar el poder adquisitivo de las pensiones de los españoles.

Así, los populares recuerdan que la Ley de Seguridad Social de 1997, impulsada por el PP en el Gobierno, en respuesta a un acuerdo con los agentes sociales un año antes, aseguró de forma estable por primera vez en España el derecho a la revalorización anual y automática de todas las pensiones conforme al IPC. También recuerdan que este principio se reafirmó en 2003 en la renovación del Pacto de Toledo.

Por ese motivo, el PP considera que la suspensión del artículo 48 de la Ley General de la Seguridad Social sobre la revalorización de las pensiones en el Real Decreto Ley 8/2010 de Medidas extraordinarias para la reducción del déficit público, “representa una contradicción flagrante y descompone el mayor acuerdo social desarrollado en la España de la democracia, que es el Pacto de Toledo”.

En opinión del Grupo Popular del Senado, “el recorte aprobado supone una injusticia y una arbitrariedad para millones de pensionistas cuando España tiene en la actualidad un sector público claramente sobredimensionado y existen soluciones alternativas para recortar estos 1.500 millones de euros que permitirían garantizar la revalorización de las pensiones”.

Según los populares, “no revalorizar las pensiones es una medida arbitraria contraria a los principios de nuestra Seguridad Social, es un acto injusto e improcedente y es un incumplimiento del Pacto de Toledo, que cerró precisamente un compromiso para que los pensionistas fueran protegidos de las circunstancias coyunturales y pudieran gozar de tranquilidad y de estabilidad en sus percepciones”.

En su propuesta, el PP deja claro que es necesario proteger a nuestros pensionistas, y por ello, en su proposición de Ley, solicita la supresión de la suspensión de la revalorización de las pensiones aprobada. La propuesta contiene un artículo único, en el que se pide la supresión del Capítulo II. Además, contiene una disposición adicional en la que plantea al Gobierno que ajuste las partidas presupuestarias por importe mínimo de mil quinientos millones de euros a fin de garantizar la revalorización de las pensiones contenida en el artículo 48 de la Ley General de la Seguridad Social.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.