El PP califica de inadmisibles las declaraciones del alcalde sobre las obras en el Banco de España y pide a Guarido que deje de reírse de los zamoranos.

Guarido debe asumir su responsabilidad y dejar de echar la culpa a otros, su ineficacia e incapacidad en la gestión son tristemente recurrentes en los asuntos municipales

Inadmisibles e intolerables, así ha calificado el concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora Javier Ratón las declaraciones efectuadas durante el día de ayer por el alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, respecto a la situación de las obras que se están acometiendo en el edificio del Banco de España de la capital.

Atribuir a la mala suerte los retrasos y la paralización de las obras en este inmueble es una tomadura de pelo a los vecinos de la capital

Al margen del despropósito y el caos que se ha vivido desde el inicio de las obras en el mencionado inmueble, Javier Ratón ha exigido al alcalde que deje de reírse de los zamoranos y que no atribuya a la mala suerte la paralización o el retraso en los trabajos en el Banco de España. “Es una tomadura de pelo para todos los vecinos de la ciudad escuchar a Guarido decir que sólo la mala suerte es la que está provocando esta situación”, ha afirmado el concejal popular.

En este punto, Javier Ratón ha incidido en que “la suerte es para quien juega a la lotería pero no para quien trabaja gestionando un Ayuntamiento y dinero público”.

Así, desde el Grupo Municipal del Partido Popular se considera que únicamente el alcalde y su equipo de gobierno son los responsables en la chapuza en la que se ha convertido el culebrón de las obras en el edificio del Banco de España.

El alcalde y su equipo de gobierno son los únicos responsables de la chapuza en la que se ha convertido este culebrón en torno al edificio situado en la plaza de Cristo Rey

Javier Ratón ha reclamado mayor humildad al equipo de gobierno y que reconozca que su gestión respecto a esta materia ha sido negligente desde un inicio. El concejal popular ha recordado que fue este mismo Grupo Municipal el encargado de dar la voz de alarma el pasado mes de octubre de 2016 de la paralización de los trabajos en el inmueble situado en la plaza de Cristo Rey. Además, hace poco más de un mes denunció la existencia de una prórroga a favor de la empresa concedida por el Ayuntamiento y en la que el primer mes de la misma salía a coste cero para la adjudicataria de los trabajos mostrando, de este modo, la permisividad del alcalde con una empresa que ejecutó los trabajos de saneamiento de Cristo Rey y Leopoldo Alas por encima de los plazos inicialmente establecidos.

Por último, Javier Ratón ha reiterado que “lo barato acaba saliendo caro a los zamoranos” ya que “el sistema de contratación de subasta llevado a cabo por el equipo de gobierno así lo demuestra”. Como conclusión ha añadido que es “tristemente recurrente la incapacidad y la ineficacia de la gestión de Izquierda Unida y PSOE al frente del Ayuntamiento de la capital” y que cada día es una evidencia más de que el Consistorio de Zamora les viene grande, demasiado grande.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.