• Los populares quieren que el Gobierno cambie su posición actual de complacencia con el chavismo y la sustituya por otra de energía en la defensa de los derechos humanos
  • García Carnero ha recordado a los dirigentes socialistas que en la Internacional Socialista del pasado 22 de junio se aprobó un informe en el que se denunciaba al Gobierno de Chávez por practicar la violencia, las amenazas e intimidación, entre otras muchas cosas
  • El portavoz popular ha criticado ahora el PSOE vote en contra de una moción que pide al Gobierno español que de la cara ante Chávez por cuestiones denunciadas, entre otros muchos por el europarlamentario del PSOE, Emilio Menéndez del Valle

 

Dionisio García Carnero
Dionisio García Carnero

El portavoz de Asuntos Iberoamericanos del PP en el Senado, Dionisio García Carnero, ha lamentado el voto en contra del PSOE y sus socios parlamentarios de la Entesa Catalana de Progrés a una moción de los populares en el Senado, que ha sido defendida por García Carnero en la sesión de la Comisión de Asuntos Exteriores, y en la que se instaba “al Gobierno Español a mostrar al Gobierno Venezolano su preocupación por la falta de garantías que vive la libertad de expresión en Venezuela y a impulsar la consolidación de los valores democráticos en la República Bolivariana”.

El senador popular ha criticado este voto en contra del PSOE, “más aún cuando el pasado 22 de junio, la Internacional Socialista aprobaba un informe sobre Venezuela en el que se decía con total claridad que el Gobierno de Chávez en Venezuela:  criminaliza a la disidencia, practica un atentado sistemático a la libertad de expresión, militariza todos los ámbitos gubernamentales, cuenta con la impunidad judicial de los poderes públicos, lleva a cabo un legislación vilotaria de la Constitución de 2007”.

El portavoz popular ha recordado también, que en este informe se denunciaba que la democracia en Venezuela está amenazada por el régimen autoritario de Chávez, cuyo Gobierno lleva a cabo “amenazas, violencia, intimidación, inseguridad e inestabilidad de leyes y procedimientos que constituyen el marco en el que vive la actual sociedad venezolana”.

Así García Carnero ha criticado que ahora el PSOE en el Senado no vote a favor de una iniciativa contra estas prácticas del Gobierno bolivariano de Hugo Chávez. En este sentido, García Carnero ha recordado a los senadores del PSOE que este informe de la Internacional Socialista fue redactado por el europarlamentario del PSOE, Emilio Menéndez del Valle.

La moción, registrada en el mes de octubre, incluía una referencia a la Presidencia Española de la UE, concluida hace cinco días, que dada la tardanza de diez meses en debatirse y votarse ha quedado totalmente obsoleta.

Al portavoz de Asuntos Iberoamericanos del PP, Dionisio García Carnero, la no aprobación de esta iniciativa le parece una nueva muestra de que la posición del Gobierno respecto a Chávez, que sustenta un régimen cada vez menos democrático y cada vez más falto de libertades, está “fuera de la razón y al margen de las mayorías sociales”.

DERIVA POPULISTA

El senador popular recordó que Venezuela es un país en el que la deriva populista de Chávez ha provocado la ruptura de los principios básicos de una democracia, como son la división de poderes, la seguridad jurídica, las libertades públicas y los derechos civiles.

García Carnero puso de manifiesto que, en agosto de 2009, el Gobierno de Hugo Chávez aprobó una disposición dentro de la Ley de Reforma Parcial del Código orgánico procesal Penal, por la que se autoriza al Ministerio Público a obtener registros de las llamadas de cualquier ciudadano sin necesidad de una orden judicial previa. “Esta nueva medida, que legaliza el espionaje telefónico, es una de las más graves iniciativas en contra de la libertad de expresión en Venezuela de las numerosas que durante su mandato Hugo Chávez ha puesto en marcha”.

El portavoz popular de Asuntos Iberoamericanos insistió en que el Gobierno de Venezuela, que se ha caracterizado por una absoluta falta de calidad democrática, ya en diciembre de 2004 aprobó la Ley de Responsabilidad en Radio y Televisión, más conocida como ley Mordaza, y cuyo objetivo no era otro que controlar los contenidos de los medios de comunicación.
GRAVE SITUACIÓN DE VENEZUELA

García Carnero puso numerosos ejemplos de la grave situación del país, y se refirió al cierre de numerosas empresas de radio, prensa y televisión, con especial referencia a la reciente situación de Globovisión. Asimismo, se refirió a la instauración de la censura, a través del CESNA, y al encarcelamiento y exilio de numerosos periodistas.

Se refirió también a las continuas denuncias de organismos como Reporteros sin Fronteras, que ha criticado el cierre masivo de medios audiovisuales privados “por capricho gubernamental”, o Human Rights Watch, que también ha hecho  pública su preocupación por las medidas que están socavando la libertad de expresión en Venezuela.
En su intervención, el senador del PP recordó que la pasada legislatura el Senado aprobó una moción en la que se instaba al Gobierno español a que mostrara al Ejecutivo Venezolano su inquietud por todas aquellas políticas que estaban poniendo en peligro los derechos humanos, con especial atención hacia la libertad de expresión de los ciudadanos de Venezuela.

“Cuatro años después de la aprobación de aquella moción, el Gobierno español, lejos de denunciar la debilidad de los derechos civiles de los ciudadanos venezolanos, no ha hecho más que estrechar lazos con el caudillo bolivariano, y mientras, la situación de las libertades en Venezuela no ha parado de empeorar, haciendo indispensable que desde España, cuyos vínculos con la nación caribeña son tan profundos, se llame la atención y se condene con energía cualquier recorte de derechos y muy especialmente todos aquellos vinculados a la opinión y a la información”, concluyó Dionisio García Carnero.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.