El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, forma parte desde ahora de la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural, organismo de la Conferencia Episcopal encargado de velar por los bienes patrimoniales de la Iglesia católica en España.

El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, reunido con el resto de obispos españoles en la XCVII reunión de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE), es desde hoy miembro de la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural. Ostentará este cargo durante el trienio 2011-2014, que es para el que se han renovado los organismos colegiales episcopales en estos días.

 

Durante el trienio anterior, Martínez Sacristán formó parte de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, presidida entonces por el anterior obispo de Zamora, Casimiro López Llorente, que ha sido reelegido para esta función.

 

La Comisión Episcopal a la que ahora pertenece el prelado zamorano está al servicio del Patrimonio Cultural de la Iglesia. Con otras palabras, de todos aquellos bienes muebles, inmuebles y documentales que, a lo largo de los siglos, la Iglesia creó, recibió, conservó y sigue utilizando para el culto, la evangelización y la difusión de la cultura.

 

Es un patrimonio extenso y variado, nacido en el seno de la Iglesia para fines religiosos, y que hoy atrae hacia sí un gran interés cultural. Son creaciones artísticas para el servicio divino, que expresan la fe y que son un extraordinario instrumento para evangelizar a cuantos las contemplan. Tiene una finalidad litúrgica, evangelizadora y pastoral, a la vez que está abierto al estudio y a la contemplación de la sociedad.

 

Forman parte de esta Comisión, junto con el prelado zamorano, Carmelo Borobia, obispo auxiliar emérito de Toledo, Vicente Juan, obispo de Ibiza, Ginés García, obispo de Guadix, y Salvador Cristau, obispo auxiliar de Terrassa, y la preside Jesús García Burillo, obispo de Ávila.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.