El obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, está ingresado en el hospital Virgen de la Concha de la capital tras sufrir un desmayo este mediodía, cuando oficiaba en la iglesia de San Andrés la eucaristía del Día del Seminario, que la diócesis celebró hoy. El prelado “se sintió indispuesto y sufrió una bajada de tensión”, según informó el Obispado de Zamora en un comunicado.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.