La Subdelegación del Gobierno ha dado luz verde al último proyecto presentado por el Ayuntamiento de Benavente al Fondo de Inversión Local del Gobierno, según confirmó ayer el alcalde, Saturnino Mañanes.
Se trata de la urbanización con adoquín de la calle Lagares y la sustitución de parte de la red de saneamiento. La memoria explicativa, que fue enviada el lunes, está valorada en 117.000 euros.

Esta actuación sustituye a la reposición de alumbrado público, rechazada por la Subdelegación del Gobierno. La previsible aceptación del proyecto por parte del Ministerio de Administraciones Públicas, pondrá fin a esta primera fase del proceso en relación con las intervenciones al Fondo por el Ayuntamiento benaventano.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.